Nacional

“Anticristo vendrá”

* Saúl Chávez, dirigente local del movimiento, asegura que el fin del mundo está cerca, y que será cuando su paladín “alumbre” a los escogidos * También sostiene que el número 666 no es el símbolo de la “bestia” que profetiza la Biblia, sino que significa prosperidad * Polémico guía espiritual es considerado en todo el mundo como “falso profeta, hereje y payaso”

Mauricio Miranda

El obispo Saúl Chávez, delegado en Nicaragua para dirigir la “Asociación Iglesia Cristiana Ministerio Internacional Creciendo en Gracia”, se acomoda en una poltrona, con dos hojas de papel en las manos: la primera es la “Declaración Oficial de Dios en la Tierra”. Y la otra una constancia emitida por el Ministerio de Gobernación que acredita la personería jurídica de dicha organización.
Su líder es el puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda, quien se hace llamar “Jesucristo Hombre”, o también el “Anticristo”, aquel oscuro personaje profetizado en el Apocalipsis como “El gran impostor”, y que según las creencias satánicas, conformaría junto a “Lucifer” y “el Falso Profeta” la “Trinidad Diabólica”.

Vendrá contra viento y marea

Con la constancia en mano, Chávez asegura que José Luis de Jesús ya tiene decidido venir a Nicaragua y dirigir las acciones de su movimiento.
Recientemente, a José Luis de Jesús Miranda se le negó la entrada a Guatemala, Honduras y El Salvador, por la presión de líderes de la Iglesia Católica y de la Iglesia Protestante. Y apenas unos días atrás, el arzobispo Leopoldo Brenes, máximo jerarca católico en Nicaragua, pidió que aquí también se le cerraran las puertas, por las “tensiones” que puede provocar el polémico personaje en los creyentes cristianos.
De las paredes del despacho del “obispo” Chávez --situado en el segundo piso del antiguo cine María, en la capital-- cuelgan afiches y retratos del supuesto “anticristo”, que muy cómodo, vestido de saco y corbata, esboza una franca sonrisa de complicidad y camaradería.
La polémica que se ha formado es porque el concepto que se tiene de “Anticristo” es del personaje que viene a traer el mal. ¿Eso es así?
Pues no es así, están en un error. Todo el mundo, todo el sistema religioso lo ha asociado con la bestia, con Satanás, con el mundo oculto, diabólico. Sencillamente, los escritos de Juan, como en la primera carta 2:8, dicen que el anticristo era el que iba a negar la existencia del Padre y del Hijo, y también iba a negar que Jesucristo había venido según la carne.
El anticristo es la persona que nos va a indicar que hay que salir de las doctrinas de Jesús de Nazareth, para ir a las doctrinas del que resucitó, que es Dios sobre todas las cosas.

¿Entonces al personaje al que hay que seguir ahora es al “Anticristo”?

Sí, porque nos lleva a la perfección. Por ejemplo, si yo sigo a Jesús de Nazareth, me va a dar por tener culpa, que por mis pecados él murió allí. Jesús de Nazareth puso su vida, y tuvo poder para tomarla. No fue que lo mataron. Él vino y se entregó. Todas esas doctrinas protestantes y evangélicas lo que hacen es tener en mala conciencia y culpabilidad al creyente, cuando éste ya está reconciliado.

¿Ustedes creen en el fin del mundo?
Creemos, no en la destrucción de la Tierra. Creemos en el fin del sistema protestante y católico. Eso está profetizado, la gran ramera, la Iglesia Católica. El mismo Juan dice que tenía que llegar a su fin, y dijo: Ha caído Babilonia. Entonces ese fin está próximo.

¿Cuándo?
Cuando los escogidos sean alumbrados por el “Anticristo”, o sea, por el señor José Luis de Jesús Miranda

¿Qué es lo que prometen ustedes a las personas?
Las personas que se integran son personas ‘alumbradas’, que entienden el evangelio, y una vez que ellos son ‘alumbrados’ comienzan a reinar en vida. Aquí lo que nosotros le expresamos al creyente es que primero renueve su mente, que es lo principal. Llegamos al hombre interior, entonces él va a resolver sus propios asuntos.

¿Qué poder tiene el señor Miranda sobre las personas que forman parte de la congregación?
El poder que nos da es el poder del Evangelio, porque todo lo que dice está escrito, y yo lo veo. A él como ser humano, Dios lo escogió para meterse por segunda vez. Por tal motivo, siendo Jesucristo Hombre, él es el que nos enseña la verdad del Evangelio. Eso es lo que este sistema no puede entender.
La segunda venida del Señor estaba planificada. Pero ellos (católicos y protestantes) tienen un misticismo, esperan que venga de las nubes, y que haya un ‘rapto’ porque este mundo va a ser destruido. Eso es una mentira. Esta Tierra no va a ser destruida. Aquí los santos vamos a heredar esta Tierra.

¿Pero Miranda es el anticristo que ha venido a la tierra?
Él es la manifestación del anticristo, pero también es la manifestación de Jesucristo Hombre. O sea, son dos etapas en el ministerio de él.

¿Cuál es su misión?
Sencillamente salvar a los que lo esperan. Él llegó como ladrón en la noche, porque el sistema que te predica el señor Brenes no se dio cuenta que ya está aquí, y está hablando con el Evangelio.

¿Esto es diabólico? ¿Es satánico?
De ninguna manera. Nosotros predicamos, de acuerdo a Hebreos 2:14, que el diablo fue destruido junto con sus demonios. Nosotros somos personas bien respetuosas de la ley. Nuestra marcha fue muy pacífica. Tuvimos permiso de la alcaldía, de la Policía. Nunca hemos tenido ningún tipo de problema legal. Pagamos a la DGI impuestos. Al César lo que es el César y a Dios lo que es Dios.

Según la Biblia, la venida del anticristo significa, en principio, el final de los tiempos, y en segundo lugar, la lucha del bien contra el mal. ¿Ustedes representan al mal en esta lucha?
No. Hablando bíblicamente, el mal está representado por Satanás, pero si fue destruido, entonces Dios tiene el bien y el mal en su manos. El apóstol, doctor José Luis de Jesús Miranda, en 33 naciones ha hecho felices a miles y miles de personas. Lo que él predica es un espíritu de amor, de poder y de dominio propio. Y la intención de nuestro presidente mundial es que reinemos en esta tierra.

¿Ustedes se basan en la Biblia para legitimar la autoridad del señor Miranda?
Es que el evangelio, los salmos y los profetas dicen que Jesucristo tenía que regresar por segunda vez. Y es él, no hay otro. No he visto un hombre que predique exactamente lo que el apóstol Pablo escribió. Por ejemplo, en la primera carta a los Corintios, capítulo 3, verso 10: “Conforme a la Gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y ‘otro’ edifique encima, pero cada uno mire cómo sobre edifica. Aquí lo que Pablo dice es: ‘yo sólo escribo’, pero tiene que venir otro personaje y ‘otro’ tenía que edificar sobre lo que él escribió.

¿Y quién dice que ese “otro” es el señor Miranda?
El Evangelio.

Allí no dice el nombre José Luis de Jesús Miranda. Allí dice “otro”.
Sí, pero en el mundo no he visto a nadie que edifique sobre las catorce cartas de Pablo.

¿Pero no es tan sencillo como que alguien tome esos textos y los asuma como que él es el “elegido”?
¿Sabe por qué? Porque todos, tanto católicos como evangélicos agarran el fundamento paulino y lo mezclan con otros apóstoles.

¿Pero dónde dice que el señor Miranda es el anticristo?
Fácil. Mire: Juan es el único que escribe sobre el anticristo, y el único que predica que hay dejar a Jesús de Nazareth, es el doctor José Luis de Jesús Miranda. Nadie se ha atrevido a decir yo soy el anticristo. ¿Qué líder religioso? Ninguno.

¿No es una especie de oportunismo para adquirir fama, poder económico y político?
No, mire, mire. Yo quisiera que entienda esto: yo no quisiera estar en los zapatos de él, de mi apóstol. Primero, su reputación se pone por el piso. Lo critican, lo blasfeman. El mismo pueblo de Puerto Rico lo tiene como un payaso, chistoso, etc. Si yo le mostrara los correos que llegan al ministerio. De todo el mundo le dicen payaso, loco, falso profeta, hereje, sectario, mil cosas. Es decir, para mantenerse firme en la convicción que él tiene, eso no lo puede hacer hombre alguno. Tiene que ser Dios.

¿Y no son reproches necesarios para adquirir fama y dinero?
La fama a él no le interesa. Las riquezas las usa en beneficio del ministerio, y las riquezas que llegan es porque hay amadores como nosotros, y que por honrarlo a él ‘sembramos’ dinero para que él esté bien.

Si uno se quiere afiliar ¿qué necesita?
Sencillamente venir a la reunión del ministerio Creciendo en Gracia, traer su Biblia, ver la evidencia escrita. Es la misma Biblia, la que usa el arzobispo. Traer su libreta, un bolígrafo y tener evidencia de que lo que nuestro Padre dice está escrito.

¿De dónde sacan fondos ustedes?
Propios. Todos los creyentes que vienen aquí ‘sembramos’. Nosotros funcionamos con videos. Allí verá una parte que dice ‘siembra’. Ese es un consejo para nuestra prosperidad, porque lo que Dios nos da, nosotros apartamos para su ministerio.

¿Cómo está desarrollándose la congregación en Nicaragua?
Es algo maravilloso. Estamos teniendo mucha acogida, porque aquí en Managua hay muchas personas que nos escuchan. No podría decirle el número exacto de cuántos somos, porque día a día se nos agregan.

¿Qué significa el 666 que se marcan ustedes, y que se conoce como el número de la bestia?
El rey Salomón, de acuerdo a Crónicas 9:13 y primera de Reyes 10:14, recibía 666 talentos de oro anuales. Ahora, el número de la bestia es una identificación como número de hombre. El hecho de que Juan vio una bestia, era sinónimo de hombre. Eclesiastés -–no tengo la cita exacta-- dice que las bestias tienen el mismo fin que el hombre, y son semejantes. Entonces como Juan sólo vio visiones, y vio bestias y cuernos, entonces por no seguir el Evangelio correcto, Juan relacionó este 666 con un número satánico, que en realidad es todo lo contrario. Es una mala interpretación. De acuerdo a lo que está escrito, de acuerdo a lo que él (Rey Salomón) recibía, 666 talentos de oro, eso es un símbolo de prosperidad.

¿Y las SSS?
Salvo Siempre Salvo. Eso está en Hebreos 10:14. Dice que con una sola ofrenda nosotros fuimos hechos perfectos para siempre.