Nacional

“Se retractan o no entregamos centros”


Heberto Rodríguez

Los directores de escuelas destituidos la semana pasada elevaron la parada ayer, condicionando la entrega de los centros de estudios que dirigían a cambio de que el Ministro de Educación se retracte de lo dicho a EL NUEVO DIARIO sobre los supuestos abusos en las transferencias presupuestarias en las que incurrieron.
De lo contrario, los agraviados aseguran que el Lunes de Pascuas iniciaría una huelga en estos centros educativos, la que podría extenderse a otras escuelas, ya que no sólo cuentan con el apoyo de los padres de familia y alumnos, sino también con el respaldo de los representantes de la Unidad Sindical Magisterial, quienes los acompañaron ayer en una conferencia de prensa brindada en las instalaciones de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).
“Queremos hacerle un llamado público: exigirle al Ministro de Educación que se retracte de las acusaciones que ha vertido en nuestra contra, que lo haga públicamente porque es fácil enlodar a una persona, pero es difícil recobrar luego la moral”, dijo Jairo Cáceres, director destituido del Instituto “Miguel Ramírez Goyena”.
Luego, Cáceres dejó claro que ninguno de ellos ha buscado al Ministro para llegar a algún tipo de arreglo, y reiteró el llamado hecho públicamente al presidente Daniel Ortega a través de este periódico.

No son delincuentes
“Ahora sí lo estamos llamando, porque estamos poniendo el cargo a su disposición, porque nosotros no estamos aferrado a ese cargo, somos maestros y podemos dar clases, somos profesionales y como profesionales merecíamos salir, pero no militarizados como ustedes pudieron ver en EL NUEVO DIARIO los colegios, no es de esa manera, como delincuentes, porque no somos delincuentes”, sostuvo.
E inmediatamente, agregó: “Por eso es que hicimos un llamado público al presidente Daniel Ortega y ahora lo hacemos aquí para que por favor tome cartas en el asunto, porque ya es tiempo de que se ponga un hasta aquí”.
En la conferencia expresaron su sentir también Miriam Traña, del Instituto 14 de Septiembre, Juan Narváez Marenco, del “Miguel de Cervantes”, y María Auxiliadora Navas, del “Benjamín Zeledón”, faltando únicamente el director del Villa Austria.
Traña le recordó al Ministro de Educación que cuando llegaron a estos centros educativos era lo que menos parecían.
“Cuarteles, guaridas de delincuentes fue lo encontramos en los años 90. Pero ahí están las direcciones de las escuelas, ponga al que usted quiera, al que usted desee, pero lo vamos a hacer bajo los tres principios que deben de regir a la nación: orden, respeto y disciplinas”, apuntó.
La retractación del Ministro de Educación es apenas una de las condiciones que plantean los directores para devolver los centros educativos.
No obstante, prefirieron mantener el resto en secreto, mientras no se sienten a negociar con su persona. “En guerra avisada, no muere soldado”, sostuvo Traña.

No saben lo que hacen
Por su parte, el director Juan Narváez Marenco criticó la falta de capacidad mostrada hasta ahora por las nuevas autoridades educativas, pues en la resolución que establece su destitución aparece una serie de errores, lo que a su juicio demuestra que no tienen la más mínima idea de lo que están haciendo.
En dicha resolución, en vez de ordenar la intervención del Instituto Nacional “Miguel de Cervantes”, se lee “Instituto Nacional Juan Narváez Marenco”. Son errores de este tipo los que aparecen reflejados.
“Ya me mataron”, ironizó. “¿ A quiénes hay que destituir entonces?”, se preguntó. Respondiéndose asimismo ahí no más: “A los ineptos, a los incompetentes, a los que no tienen capacidad para dirigir la educación.
El documento está firmado por María Liliam Fernández Urbina, delegada departamental de Managua del Ministerio de Educación, y en la notificación supuestamente estuvieron presentes dos asesores legales.
La directora del “Benjamín Zeledón”, María Auxiliadora Navas fue la última que se refirió a los señalamientos del Ministro de Educación, e hizo énfasis en los supuestos salarios que se recetaban, llegando algunos hasta a 20 mil córdobas, a través de los “Otros devengados” famosos.
Según Navas eran 26 personas las beneficiadas, desde el cargo de CPF, los que ganaban un salario de 1,124 córdobas
“Entonces los consejos directivos escolares otorgaban una compensación monetaria que muy bien merecida la tenemos. Con el complemento yo ganaba diez mil córdobas”, admitió, no sin antes aclarar que trabaja los tres turnos: sabatino y dominical.