Nacional

Iglesia Católica da inicio a Semana Santa

* Representa la entrada de Jesús a Jerusalén

Con la procesión de “La Burrita”, cientos de católicos en todo el mundo dieron inicio a la Semana Santa este Domingo de Ramos, y los feligreses capitalinos no fueron la excepción, quienes al ritmo de cantos cristianos, palmas en las manos, rezos y oraciones acompañaron el recorrido de la procesión en los alrededores de la Catedral de Managua.
La procesión inició a las diez de la mañana, pero desde antes católicos de diferentes partes de la capital se aglomeraron en la Catedral para reflexionar sobre este tiempo de advenimiento, el principal para el cristianismo.
Personas de todas las edades y de todos los estratos sociales se reunieron con el fin de celebrar la entrada triunfante y humilde de Jesús, Hijo de Dios, a Jerusalén, hace más de dos mil años.
“Con esta celebración del Domingo de Ramos estamos iniciando la celebración de la Semana Santa, en la cual vamos a conmemorar la pasión, la muerte y la resurrección del Señor”, dijo monseñor Leopoldo Brenes, quien oficializó una misa en la Catedral, luego de la procesión de “La Burrita”, ante centenares de creyentes.

El origen de la procesión de “La Burrita”
El Evangelio de San Lucas relata en el capítulo 19, versículo 28, que cuando Jesús se acercaba a Betfagé y Betania, al pie del monte llamado de los Olivos, envió a dos de sus discípulos, al pueblo de enfrente, a traerle un burrito que no había sido montado por nadie.
Fueron los dos discípulos y hallaron todo tal como Jesús les había dicho, y entonces le llevaron el burrito y le echaron sus capas encima para que Jesús lo montara, y mientras avanzaba hacia Jerusalén la gente extendía sus mantos sobre el camino, se lee en el capítulo 19 de San Lucas.
“Al acercarse a la bajada del Monte de los Olivos, la multitud de los discípulos comenzó a alabar a Dios a gritos, con gran alegría, por todos los milagros que habían visto… Decían: “¡Bendito el que viene como Rey, en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en lo más alto de los cielos!”, recita uno de los versículos. Es de ahí que surge la procesión de “La Burrita”.

Celebración de la Semana Santa
La Iglesia Católica celebra la Semana Santa, no sólo por la muerte y crucifixión de Cristo, sino también por el triunfo que demostró, primero de manera humilde al entrar a Jerusalén, y luego al morir y resucitar al tercer día, dejando el legado a todos los creyentes cristianos de continuar sus pasos.
Es por eso que monseñor Brenes, quien también es el Arzobispo de Managua, Masaya y Carazo, refirió que la entrada de Jesús a Jerusalén tiene un significado hermoso para cada cristiano, porque nos invita a abrir las puertas de nuestro corazón para que él entre triunfante, “para que Cristo reine en los hogares nicaragüenses”.
Para la Iglesia las palmas representaban la vida, lo que quiere decir que Jesús le lleva vida a través de las mismas, y es por eso que el Domingo de Ramos es el inicio a la Semana Santa, en la que se contempla la misericordia, el perdón, la humildad, la sencillez, pero sobre todo el “amor de Dios para con nosotros”.

Cristianos invitan a que se unan a celebración de Semana Santa
Algunos cristianos creen que, así como levantan las palmas en señal de gozo, le abren las puertas a Cristo en la procesión, por lo que invitan a que no crucifique a Jesús nuevamente con actitudes negativas, a como sucedió hace más de dos mil años, cuando luego que se abrieron las puertas del pueblo de Jerusalén para la entrada de Jesús, pidieron la crucifixión del Hijo de Dios.
Es por eso que Juan Dávila, uno de los feligreses, invitó a todas las personas a que se acerquen “al llamado del Señor”, es decir, a que asistan a las iglesias, no sólo en Semana Santa, sino de forma constante.
Las feligresas Ignacia Alemán y Ana Orozco recordaron la importancia de cultivar la fe a través de las creencias, ya que consideran son la base de una relación personal entre Cristo y cada cristiano.
En el caso de Orozco, su asistencia en la procesión de “La Burrita” es precisamente porque su fe ha crecido, y es que su niño estuvo hospitalizado cuatro días porque le detectaron rotavirus, sin embargó, sostuvo su fe en Dios, nunca dudó, a tal punto que el niño hoy se encuentra en buenas condiciones, comentó.
Mientras tanto, la Iglesia Católica invita a las personas creyentes a que se unan a esta celebración, que se basa en la esperanza que dio Cristo de regresar por su pueblo después que resucitó, luego de morir por “los pecados de la humanidad” .