Nacional

De pescadores artesanales a avistadores de ballenas

* Concluye taller de capacitación con travesía de tres horas * Ganarán más dinero y protegerán el medio ambiente

María Haydée Brenes

Con una travesía de tres horas en las aguas del Pacífico concluyó el segundo taller de avistaje y conservación de cetáceos dirigido a 35 pescadores artesanales de San Juan del Sur.
De acuerdo con la doctora María Antonieta Rivas, del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena), esta iniciativa que fue apoyada por la Fundación Cethus y el Fondo Argentino de Cooperación (FO-AR) pretende enseñar a los comunitarios la biología de los cetáceos y alternativas económicas que su avistaje tiene por medio del ecoturismo.
“El avistaje se está desarrollando en varios países y genera altos ingresos que mejoran las condiciones de vida de las comunidades costeras, sin embargo, es un turismo que crece de forma paulatina. Tenemos proyectado continuar con los talleres, estamos entusiasmados por la receptividad que hemos tenido y comenzaremos de forma paralela a trabajar la normativa para que el recurso se aproveche sin vulnerarlo”, dijo la doctora Rivas.
Cabe destacar que el taller fue impartido por el especialista Miguel Iñiguez, quien es Presidente de la Fundación Cethus de Argentina y se dedica al tema ballenero desde el año 1984. Además estuvo apoyado durante la capacitación por Vanesa Patricia Tossenberger, especialista en Ciencias Biológicas que labora en el tema de los mamíferos marinos desde 1992.

Pescadores investigarán
Se calcula que de las 85 especies de cetáceos --término que incluye a las ballenas, delfines y marsopas-- en el mundo, en Nicaragua se pueden avistar siete o más.
“Nosotros tenemos conocimiento de siete especies que son las más observadas en Centroamérica, donde se encuentran la ballena minke, ballena jorobada y el cachalote, además de los delfines oceánicos y ballenas picudas.
Pero en la capacitación nos han mencionado que han visto otras, de forma que ellos nos ayudarán a investigar, pues les proporcionaremos unas fichas para que ellos y los miembros de la Fuerza Naval del Ejército las llenen cuando avisten a los cetáceos con las fechas, lugares y el estado del tiempo. Eso será de mucha ayuda”, dijo Rivas.
El especialista argentino Miguel Iñiguez declaró que el entusiasmo mostrado por los pescadores es motivador, porque se encuentran convencidos de que con los recursos que cuentan tienen opciones de desarrollo importantes a la mano.
“San Juan del Sur, que es donde he estado, es un sitio que todo turista desearía visitar por la gran cantidad de biodiversidad. En unas pocas horas de mar vimos delfines, tortugas, atunes, aves acuáticas y hermosas playas. Son muchas cosas que cualquier persona estaría dispuesta a aprovechar y estoy feliz porque estas personas saben que es algo con potencial lo que tienen y quieren trabajar en función de eso”, destacó Iñiguez.
Para concluir el señor Tomás William Cerda, de la Asociación de Pescadores Artesanales de San Juan del Sur, enfatizó en la urgencia de que el Gobierno Municipal y el Central apoyen los esfuerzos que hacen para trabajar en el avistamiento.
“Para nosotros esto es una opción para mejorar las condiciones económicas que tenemos, porque la pesca está mala. Para sacar cantidades como las que sacábamos hace cuatro o cinco años hay que invertir más tiempo y dinero por los costos del combustible y aperos. Nuestro rubro, que antes ocupó el segundo lugar de exportaciones, ahora está entre el octavo y noveno, pero el turismo está en primero. Entonces nos apuntamos al turismo. Ya tenemos las lanchas y motores, sólo necesitamos un pequeño empujón”, concluyó el señor Cerda.