Nacional

Huelga magisterial sigue latente

* Educadores acceden a revisar las cifras * Ofrecen opción a cajeros y contadores corridos

Sin resultados concluyó la tarde de ayer el primer encuentro entre el ministro de Educación, Miguel De Castilla, y los dirigentes de la denominada Unidad Sindical Magisterial, que se reunieron para buscar alternativas a las demandas de un sector del magisterio.
Mientras el ministro De Castilla afirmaba que un reajuste salarial, de acuerdo con los demandado por los maestros “no era posible”, los dirigentes sindicales continuaron con su amenaza de un paro total de actividades después de las vacaciones de Semana Santa.
“Yo les advertí que no es bueno negociar bajo presión”, dijo el ministro De Castilla, tras finalizar el encuentro que duró cerca de tres horas. “El paro de labores sigue en pie”, advirtió José Siero, de la Unidad Sindical Magisterial. A pesar de todo, De Castilla, se mostró contento con el encuentro tras asegurar que “las posiciones se estaban aproximando cada vez más”.

Imposible
De Castilla reiteró que un reajuste tal como lo demanda la agrupación sindical no es posible, y confirmó que los maestros aglutinados en la Unidad Sindical Magisterial estaban equivocados sobre el manejo de las cifras destinadas para el reajuste salarial.
En el encuentro tomaron parte funcionarios del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, quienes explicaron a los docentes que el monto de los 274.4 millones de córdobas que ellos aseguran es lo aprobado para el reajuste salarial, “no forman parte del reajuste salarial en referencia”.
“Eso corresponde a los sueldos a devengar por el personal administrativo y del magisterio que hacen parte de la nómina fiscal”, dice una nota explicativa elaborada por Ovidio Reyes, Director de Asuntos Económicos y Fiscales del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, entregada a los dirigentes magisteriales.
“El monto del reajuste salarial para el magisterio nacional aprobado en la Ley Anual de Presupuesto General de la República 2007 asciende a 206.6 millones de córdobas, mientras que el monto total destinado a Servicios Personales asciende a 250 millones de córdobas”, asegura la documentación.
Carlos Borjorge, dirigente de la Unidad Sindical, explicó que haría un listado de preguntas que serían consultadas a la Comisión Económica de la Asamblea Nacional y al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y anunció que presentarán una contrapropuesta al ministro De Castilla.
En principio, según Bojorge, lo que es el INSS patronal no debe ser gravado al monto que está establecido para el reajuste salarial, “la presentaremos para ver si es viable o no”, dijo.

Lo positivo
Para los maestros, lo positivo del encuentro fue el hecho de que el ministro por fin aceptó recibirlos, “después de cuatro cartas que se le enviaron, eso es positivo que haya accedido a los planteamientos”.
Pero según Bojorge, también es positivo el hecho de que con el ministro haya intercambiado números que están establecidos para los reajustes salariales del magisterio a nivel nacional.

Otros acuerdos
Mientras tanto, ayer se conoció que el Ministerio de Educación llegó a acuerdos con los contadores y cajeros que trabajaron en los centros escolares autónomos y que fueron despedidos tras la decisión de abolir la autonomía escolar.
Sin embargo, los mismos no fueron del agrado de buena parte de los despedidos, quienes amenazaron con declararse en huelga de hambre si el ministro De Castilla incumple lo acordado.
Según el acta de la reunión entre el ministro y los contadores despedidos, cada uno de ellos será liquidado por cada puesto de trabajo que desempeñaba, lo que se realizará con base en la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa.
Otro acuerdo es la opción a cargos disponibles como docentes en los centros escolares, o bien la posibilidad de que el personal despedido pueda optar a cargos existentes en los diferentes ministerios. Para eso, De Castilla se comprometió a remitir carta circular a los diferentes ministros del gobierno.
El Ministerio de Educación liquidará a los contadores y cajeros hasta el mes de abril, y en tal sentido, los despedidos deberán actualizar la documentación de cada centro en el que laboraban y dejarla en orden.