Nacional

Narco favorecido por la “pérdida” de documento


Fermín López

PUERTO CABEZAS

El hondureño Manuel de Jesús Ortega Pineda, acusado de tráfico interno de estupefacientes, se salvó de pasar entre cinco y veinte años en la cárcel, luego de que durante el juicio oral programado el pasado miércoles 21 de marzo, desapareciera del expediente original un documento donde el juez de la causa de ese entonces mandó a suspender los días hábiles del proceso, debido a que en esa ocasión no llegó el defensor del caso.
El afortunado acusado de narcotráfico logró su libertad por extinción de la acción penal, es decir, por vencimiento del plazo mínimo que debe durar el proceso, el cual establece tres meses con reo detenido y seis con reo en libertad condicional.
Al ciudadano catracho se le capturó a las ocho de la noche del 17 de julio del año pasado en el barrio “Emilio Amador”, del municipio de Waspam, donde se encontraba de tránsito, con 600 gramos de marihuana en una mochila negra, por lo que fue trasladado a esta ciudad para que enfrentara la justicia, aunque por la naturaleza del delito difícilmente saldría libre.
Sin embargo, durante el inicio del juicio oral que se reprogramaba por tercera ocasión, el defensor público Ignacio Jacobo solicitó al juez Fulgencio Velásquez la libertad del acusado por vencimiento del término. Según el juez Velásquez, al computar los días desde que se impulsó la acusación ante el juzgado de audiencia se percataron de que el Ministerio Público no había asistido en tres ocasiones en que se había programado el juicio, y que, efectivamente, el reo estaba detenido de forma ilegal y debía salir por extinción de la acción penal.
El fiscal del caso, Boanerges Fornos, se opuso, y argumentó que existe un acta del juez suplente de ese entonces Marcos Hoppintong, donde dice que se suspendían los días hábiles del proceso, porque de la misma manera en una ocasión el defensor no asistió al juicio y se notificó a las partes. Lo sorprendente del caso es que esa famosa hoja donde se suspenden los días hábiles del proceso no está en el expediente original y da paso a que se dé la libertad del acusado.
El Ministerio Público mostró copia del oficio elaborado por el judicial del momento, y emitió una carta a la Policía Nacional para que inicie un proceso investigativo con funcionarios del juzgado de juicio a cargo del juez Fulgencio Velásquez, quien hace tres semanas asumió dicho juzgado.

Ya está en Honduras
Mientras el ciudadano catracho ya se encuentra en Puerto Lempira, donde reside, no hay muchas pistas que indiquen qué fue lo que pasó; lo único que se escucha en los pasillos del complejo judicial es que la ex juez de juicio, Sara Espinosa, por más de dos días restringió el acceso a las secretarias antes de que entregara el cargo al nuevo juez, lo que fue advertido por las mismas funcionarias, quienes señalaron que no respondían por lo que llegara a acontecer, refiriéndose a la pérdida de cualquier documento o expediente, lo que podrían hacer con la intención de perjudicarlas.