Nacional

“Listos si se va Fenosa”

* Presidente denuncia que la empresa española se niega a realizar las inversiones a que se había comprometido * Destaca los millones de bombillos fluorescentes donados por Cuba y las plantas venezolanas próximas a instalarse * Confirma que revisan el contrato de arrendamiento con Petronic, calificado de irregular, pero que se negocia en términos positivos con los mexicanos

El presidente Daniel Ortega anunció ayer que el gobierno tiene planes de emergencia para garantizar el suministro de energía eléctrica si Unión Fenosa decide irse del país, tras emplazar a la empresa española a que cumpla con lo que acordó recientemente en Madrid.
Ortega dijo que mientras los venezolanos y los cubanos hacen esfuerzos para que en Nicaragua haya menos racionamientos energéticos, Unión Fenosa “se lava las manos”.
“Tenemos planes de emergencia si Unión Fenosa decide irse, estamos en condiciones de asumir, pero mientras tanto estamos tratando de agotar lo que es la comunicación, el diálogo y la respuesta que le estamos dando a lo que ellos interpretaron con el acuerdo que se tomó en Madrid. Es mandar a decir: señores eso no fue lo que se habló en Madrid, o, sencillamente, no vamos a poder llegar a un acuerdo y tomar las medidas correspondientes”, dijo el mandatario.
Al frente de esos planes de emergencia, no solamente para enfrentar la crisis energética sino que también la del agua, dijo que estarán los ministros y los “consejos del poder ciudadano”, porque el gobierno no se puede quedar de brazos cruzados.
Reveló que días atrás, Bayardo Arce, su asesor en asuntos económicos y financieros, visitó España y se reunió con directivos de Fenosa e incluso con representantes del gobierno ibérico.

Negativa a invertir
Informó que la empresa española asumió una serie de compromisos, entre ellos el de invertir, sin embargo, ahora dicen que no van a cumplir. Se conoció que el acuerdo inmediato era sanear todas las deudas que Fenosa tiene con el sector, y luego, evaluar las diferencias en cuanto a la fuga y pérdida de energía.
Dijo que Fenosa se comprometió a invertir, pero ahora envía una respuesta “precisa y concreta” evadiendo la inversión. “Si no invierten, sencillamente, se sigue acumulando la deuda, se sigue creando una situación de confusión a lo que es el manejo de la distribución, porque ellos dicen una cosa y los ciudadanos dicen otra”.
El Presidente dice que este problema se resuelve con inversión, porque para poder controlar lo que Unión Fenosa identifica como fuga o robo de energía, eso demanda de alguna inversión y deben ponerse mecanismos de control técnico para evitar eso.
“Ellos no quieren cumplir con una obligación que tienen, que es invertir en nuestro país”, remarcó el jefe de Estado.
Ortega dijo también que la actitud de Fenosa no se corresponde con el esfuerzo de Cuba de enviar 2.4 millones de bombillos fluorescentes para ahorrar energía, y que serán distribuidos en fecha próxima con el apoyo de los ciudadanos.
“Se trata de hacer un frente común con los ciudadanos nicaragüenses, juntarnos todos para librar esta lucha, que tengamos un servicio de energía justo y que Unión Fenosa cumpla con lo que se comprometió a cumplir”, dijo Ortega.
En las bodegas de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) permanece desde hace 20 días el primer lote de 180 mil bombillos que donó el gobierno de Cuba. Son bujías de cinco, ocho, 14 y 18 vatios.

Serán regaladas
La viceministra de Energía y Minas, Lorena Lanzas, recibió este cargamento en un acto donde 135 trabajadores sociales cubanos entregaron el donativo, y ambas partes anunciaron que se trata un cargamento total de un millón 800 mil bombillos, que serán regalados entre la población de más bajos recursos, para ahorrar unos 60 megavatios de electricidad.
Sergio Rivera, coordinador del contingente de jóvenes caribeños, señaló que el millón 800 mil bujías serán “cambiadas” en 655 mil 51 hogares nicaragüenses, lo que demorará unos 59 días.
La cantidad de bombillos a sustituir, de forma totalmente gratuita, fue determinada semanas atrás por una avanzada de 30 jóvenes de la Isla, quienes realizaron un diagnóstico en 12 de los 17 departamentos del país.

Las plantas venezolanas
Como una medida adicional frente a la crisis energética, Ortega anunció que el cinco de abril próximo entrará al sistema energético la segunda parte de las plantas venezolanas, para sumar una capacidad total de 60 megavatios, y entre septiembre y octubre de este año, ingresarán otros 60 megas de plantas procedentes de Cuba.
Recordó que tanto las plantas venezolanas como las cubanas tienen un costo aproximado de 100 millones de dólares, y el compromiso con ambos países es que se entregan sin condiciones, en el entendido que más adelante se harán los arreglos de pago. “Tal vez pagamos con frijoles, verduras, hamacas, muebles, ya veremos, esto se llama comercio justo”, remarcó el mandatario.

El contrato de Petronic
El Presidente también anunció que están revisando el contrato de arrendamiento de Petronic, porque hay una resolución que señala que esa operación fue irregular.
“Hay un primer dictamen que dice que no fue legal, pero a la vez, estamos hablando con Glencor, la arrendadora, para buscar un acuerdo que facilite que el gobierno recupere esas instalaciones”, afirmó.
Dejó claro que eso no va en detrimento de que la empresa mexicana pueda seguir operando en Nicaragua, pero con sus propios recursos. Anunció que el gobierno, a través de su director en Petronic, Francisco López, está haciendo trabajos de construcción de centros de almacenamiento con el apoyo de Venezuela.
Ortega informó que el procurador General de la República, Hernán Estrada, tiene instrucciones precisas de darle continuidad a la situación legal del arrendamiento de Petronic. “Lo mejor es buscar una salida que no nos lleve a un proceso de demanda y contrademanda, porque eso significa desgaste para el país, lo ideal es que logremos un entendimiento que nos permita lo más pronto posible estar en posesión de esa infraestructura”.
El presidente dijo que los representantes de Glencor han mostrado una actitud positiva y no confrontativa.