Nacional

Magistrado Navas aboga por sus colegas Lúquez y Briceño


Eloisa Ibarra

El magistrado Edgard Navas, miembro del Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial, reveló ayer que podría darse una rotación muy saludable en el nivel de magistrados de tribunales de apelaciones.
Navas informó que recomendó el traslado de los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), Orlando Lúquez y Bayardo Briceño, a otro tribunal de apelaciones, lo que podría conducir a otras rotaciones.
Confirmó que se ha hablado del traslado del magistrado de la Sala Civil Uno del TAM, Noel Rivera Gadea, lo que podría concretarse con el traslado de Briceño y Lúquez. El magistrado Marvin Aguilar, miembro del Consejo, recomendó la destitución de ambos magistrados liberales por haber dejado en libertad a un guatemalteco condenado por narcotráfico, en abierta violación a lo establecido en el Código Procesal Penal (CPP).
Navas difiere de Aguilar, pues considera que en ese caso están hablando de criterios vertidos en una sentencia, y los magistrados no están en capacidad de juzgar los criterios de otros funcionarios judiciales.
Aunque reconoció que pudo haber exceso de parte de Lúquez y Briceño, por ser la primera vez, el tratamiento adecuado sería un traslado a otros tribunales, donde no tengan incidencia situaciones de esta naturaleza (narcotráfico). En relación con el magistrado Oscar Loza, confirmó que se encuentra bastante enfermo, aunque asiste al desempeño de sus funciones dentro del marco que las condiciones lo permiten.
Indicó que no tiene información de que Loza pueda ser jubilado anticipadamente. En caso de tener que dejar la magistratura, Navas considera que debe nombrarse como magistrado a una persona que no tenga quejas ante la Corte Suprema de Justicia.
Esto descalifica a la jueza tercero civil de distrito, Vida Benavente, de quien Navas confirmó que además de una reciente queja, tiene otras tantas anteriores pendientes.