Nacional

Muere en Managua un gran mecenas del arte


A los 73 años falleció a las 3:35 minutos de la madrugada en el Hospital Salud Integral, el dueño y fundador de Joyería Garzón, don Carlos Garzón, quien llegó a ser el joyero más famoso del país durante las últimas décadas.
“Su filosofía fue trabajar y estudiar de noche, y eso lo llevó a ser lo que era”, expresó Daniel Garzón, hijo del fundador, quien también se desempeña como gerente de ventas en la joyería.
Don Carlos, originario de La Libertad, Chontales, se destacó por ser una persona trabajadora y altruista, a tal punto que apoyaba a los artistas, escritores, pintores y escultores, razón por la cual el Instituto Nacional de Cultura le otorgó la orden Mecenas del Arte y la Cultura en 1998.
En 1983 recibió el premio de la Joyería Nacional de Nicaragua, además de reconocimientos al arte en oro otorgados por la Asamblea Nacional en 1996 y la Casa Nacional del Artista de Nicaragua.
Para Daniel Garzón, el mejor legado que dejó su papá es la sencillez, su forma de tratar a las personas, sin importar si eran desposeídas o adineradas. Los funerales de don Carlos Garzón tienen lugar hoy en el Cementerio General de Managua, después de una misa de cuerpo presente que se realizará a las tres de la tarde en la iglesia Catedral.