Nacional

Secuestran a dos hijos de ex diputado hondureño

* Padre de plagiados es un rico empresario de origen árabe * Los secuestros en Honduras han tenido una alarmante escalada desde 2001

Tegucigalpa / Agencias

Varios individuos fuertemente armados secuestraron ayer por la noche a dos hijos del empresario y ex diputado del opositor Partido Nacional hondureño, Jamil Hawit, en el norte de Honduras, informaron ayer fuentes policiales.
Los hijos del empresario, Jamil y Nabil Hawit, de 38 y 34 años, respectivamente, fueron interceptados la noche de ayer por varios hombres armados en una carretera del departamento de Yoro, entre Morazán y El Negrito, y se los llevaron en un vehículo.
La esposa de Nabil, Brinia Rivera, también viajaba en el automóvil de los hermanos, pero los secuestradores la dejaron en la carretera y pudo reportar el hecho, dijeron las fuentes a la prensa.
El secuestro ocurrió a eso de las 9.45 de la noche, y todo indica que para detener el carro donde viajaba la familia, la banda de secuestradores le disparó al automotor, y todavía a eso de las diez y media de la noche la información con que se contaba era confusa y se desconocía lo que había ocurrido
La señora Rivera reiteró a la Policía que los secuestradores se les cruzaron en la carretera, pero para poder detenerlos le dispararon repetidamente al automotor, para obligarlos a que el vehículo detuviera su marcha.
La Policía hondureña, después de conocer sobre el secuestro, de parte de la señora Brinia Rivera, montó un fuerte operativo por todo el sector para intentar dar con el paradero de los secuestrados y sus captores.
El empresario Hawit, quien es de ascendencia árabe y reside desde hace más de 70 años en la ciudad de El Progreso, en el norte de Honduras, tiene inversiones agrícolas y en la panificación en ese departamento, así como extensos cultivos de caña de azúcar en otras zonas del norte de Honduras.
En las últimas semanas han sido secuestradas al menos seis personas en el norte y suroeste de Honduras, algunas han sido rescatadas por la Policía y otras liberadas mediante el pago de dinero a sus captores.
Los secuestros se registran en Honduras desde 1982, y surgieron con fines ideológicos, pues con ellos los grupos de izquierda locales de ese tiempo obtenían recursos para financiar sus actividades revolucionarias.

Secuestros intensificados desde 2001
Sin embargo, los delincuentes comunes los intensificaron a partir de 2001, cuando hubo 37 raptos. Desde ese año hasta ahora han ocurrido más de 72 secuestros en Honduras.
Precisamente esta semana, la Policía de Honduras rescató sano y salvo al comerciante guatemalteco Mariano Miguel Santizo Mirena, quien había sido secuestrado hace 18 días en Tegucigalpa, informó una fuente oficial.
Durante la operación fueron detenidos cinco supuestos secuestradores, cuatro hondureños y un guatemalteco, a quienes les decomisaron varias armas de fuego, dijo a la prensa el portavoz policial José Miguel Martínez.
Santizo Mirena, de 39 años, quien es comerciante y ganadero, había venido a Honduras por asunto de negocios, y estaba cautivo en una casa de la Colonia Centroamérica Oeste, en el suroeste de Tegucigalpa, de donde lo rescató la Policía hondureña.
Martínez explicó que la liberación fue posible gracias a “un error” de los secuestradores, pues en la habitación donde tenían al rehén dejaron un recibo del pago de agua, donde figuraba la dirección de la vivienda, que él pudo comunicar a su esposa en Guatemala en una ocasión en que le permitieron hablar con ella.
La Policía guatemalteca transmitió la información a su homóloga de Honduras, que localizó la vivienda, la mantuvo bajo vigilancia y rescató al guatemalteco.
En las últimas semanas fueron secuestrados cinco hondureños en distintos hechos en el norte de Honduras, una de ellas liberada por la Policía y las otras mediante el pago de rescate.