Nacional

Nuevos puestos del Ejército en el río San Juan

* Mejoran condiciones a efectivos militares que resguardan la soberanía en la zona limítrofe con Costa Rica

EL CASTILLO/ SAN JUAN DE NICARAGUA

Cinco nuevos puestos militares sobre el río San Juan, acondicionados con sistema de alumbrado y radiocomunicadores alimentados a través del sistema solar, fueron inaugurados por el general de Ejército, Omar Halleslevens, quien anduvo acompañado por jefes del Estado Mayor General del Ejército de Nicaragua.
En un maratónico recorrido a bordo de lanchas y desafiando el poco caudal del río en algunos trechos, la comitiva del Ejército encabezada por Halleslevens inauguró inicialmente el puesto militar de Bartola, ubicado al pie de la Reserva Indio Maíz y en el refugio de vida silvestre Río San Juan. Luego inauguró el puesto de Boca de San Carlos, y sucesivamente los de Sarapiquí y Delta, y en vista del trayecto intransitable hasta Sanjuanillo, los jefes militares se helitransportaron para culminar con el puesto de San Juan de Nicaragua.
Además de la nueva construcción del comando, que cuenta con sala de espera y de operaciones, dormitorio, cocina con pantry, comedor amueblado, bodega, corredor de espera, letrina y tanque de almacenamiento de agua, los efectivos militares fueron dotados de un televisor que igualmente tiene como fuente de alimentación el sistema solar, aunque por la falta de cobertura del sistema satelital de Nicaragua en esa zona, sólo podrán ver las televisoras costarricenses
El general de Ejército dijo que el esfuerzo realizado por la institución castrense está dirigido a mejorar las condiciones de vida y trabajo de los miembros del Ejército acantonados en los puestos ubicados sobre el San Juan, en cuya zona fronteriza con Costa Rica resguardan la soberanía nacional.

Estirando el presupuesto
Indicó que la inversión de un millón 100 mil córdobas para la construcción total de los cinco puestos militares y su acondicionamiento, corresponde a la primera fase, y fue ejecutada con presupuesto del Ejército del pasado año. Según el jefe militar, el costo de cada uno oscila entre los 206 mil a 230 mil córdobas.
Halleslevens explicó que después de unos 15 años de no invertir en la infraestructura militar, el franco deterioro de las instalaciones los condujo a realizar iguales esfuerzos en la segunda y sexta regiones militares, entre los que mencionó Wiwilí, Waslala y Río Blanco.
Agregó que en el Destacamento Militar Sur se proponen una segunda fase con el presupuesto asignado para este año, programado en un millón 600 mil córdobas, contemplando construir los puestos de Sábalos, Río Frío, Papaturro y Palo de Arco, así como el mejoramiento en Las Tablillas y El Castillo. Igualmente, se plantean mejorar algunas condiciones en la sede del destacamento. A la vez, precisó que este año la inversión fundamentalmente será dirigida al V Comando Militar.
El jefe del Ejército de Nicaragua fue acompañado por el inspector, mayor general Ramón Calderón Vindell; por el general de brigada Miguel Guzmán Bolaños, jefe de la dirección de logística; por el coronel de infantería DEM Héctor Argüello, jefe de la dirección de Finanzas; por el jefe del destacamento militar sur, coronel de infantería DEM Roberto Sánchez; por el jefe edecán, coronel Guillermo González Ortega, y por el teniente coronel Oscar Alberto Estrada, jefe de la sección de infraestructura.

Nicaragua tiene la razón en La Haya
En cuanto a la demanda entablada por el gobierno costarricense ante la Corte Internacional de La Haya para que se les permita la navegación armada, el general de Ejército nicaragüense dijo que prefería no opinar por ser temas delicados que deben ser tratado por especialistas, y que son competencia del gobierno a través de Relaciones Exteriores; sin embargo, afirmó que “Nicaragua tiene toda la razón en su planteamiento, pienso que la decisión final de esta honorable Corte va a venir a favorecer el planteamiento del gobierno de Nicaragua”, sostuvo el jefe militar.