Nacional

Asaltantes matan a doméstica nica

* Ricardo Toledo asegura que se trata del mismo grupo de delincuentes que había amenazado a la nicaragüense, porque quedaron en libertad dos días después de ser apresados. * Conmoción en Costa Rica. La hermana dice que Ligia temía que la mataran los criminales que había denunciado. Con ella murió un vecino peruano que intentó ayudarla

Redacción Central

Los familiares de la esteliana Ligia María Hernández Alvarado, asesinada en Costa Rica por cuatro delincuentes, responsabilizaron a las autoridades de ese país por su muerte, ya que no le brindaron protección después de ser testigo de un delito.
Ligia María Hernández, de 42 años, era empleada en la casa del ex candidato presidencial por el Partido Unidad Social Cristiana de Costa Rica, Ricardo Toledo. Murió la noche del miércoles junto a un peruano vecino de Toledo, cuando fueron atacados por una banda criminal con armas de fuego.
Según informaciones provenientes de los medios de comunicación de Costa Rica, los asesinos entraron por la fuerza a la casa de Toledo, ubicada cerca del parque “La Amistad”, en San José, aprovechando un instante en el que la esposa del político, Martha Lora Morejón, llegaba de su trabajo.

Policía descartó venganza
Aunque en principio se manejó que había sido por venganza, pues la semana anterior Ligia había denunciado a otros sujetos que pretendían robar en una casa vecina, la Policía de Pavas descartó esa posibilidad porque no cree que sean las mismas personas. Según la Policía, esos delincuentes le habían dicho a Ligia “que se la cobrarían”, pero durante la investigación esa tesis se desechó.
Ligia, originaria del barrio “Juan Alberto Blandón”, de Estelí, era madre de siete hijos, entre ellos dos niños de cinco y siete años. Todos viven en Nicaragua. La hija mayor, Glenda López Hernández, responsabilizó a las autoridades ticas de investigación por la muerte de su mamá, porque la dejaron sin protección después de que fue amenazada de muerte por los delincuentes.
Glenda también manifestó que su papá, Pablo Ismael López, tiene más de diez años de residir en Costa Rica, trabajando en un taller de carpintería. Llorando amargamente, Glenda y otros familiares, dijeron que los funcionarios del gobierno tico actuaron con negligencia, porque su mamá, tratando de colaborar con la justicia, puso en peligro su vida y ellos no hicieron nada.
La hermana de Ligia, Cruz Hernández, dijo que ella se comunicó por teléfono con ella el lunes y le mencionó su temor de que la mataran los criminales que había denunciado.

“Se trata de los mismos”
Toledo, quien fue candidato a la Presidencia, confirmó que el pasado jueves unos sujetos se metieron a robar en otra casa cercana y Ligia llamó a la Policía. “Ella los denunció, fue valiente”. Hay que destacar que Toledo, a pesar de que en sus discursos electoreros adversaba a los nicaragüenses, ha colaborado para que el cuerpo de su empleada sea repatriado hoy vía área a su país. Mientras que la Embajada de Nicaragua facilitó el pasaporte del esposo de Ligia para repatriar su cuerpo.
Toledo ha asegurado que se trata del mismo grupo que intentó robar en la casa vecina, pues quedó en libertad dos días después de ser apresado. El ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, lamentó que el Poder Judicial no actúe con mano dura ante los delincuentes, en tanto el fiscal general, Francisco Dallanese, manifestó que debería realizarse una auditoría para evaluar si el sistema tiene o no deficiencias.
Ligia residía en San Rafael de Alajuela (en Costa Rica). Sus honras fúnebres se efectuaron en “Montesacro”, sin acceso a los medios. Esperan que a más tardar el sábado o el domingo los restos lleguen a “El Diamante de Las Segovias”.
La Red de Mujeres Nicaragüense de Costa Rica se solidarizó con los familiares de Ligia y manifestó una profunda preocupación por ésta y otras tantas situaciones de violencia. Olinda Bravo Ramírez, responsable de la Red, exhortó a las autoridades costarricenses a “no pasar por alto estos acontecimientos, que han azotado no sólo a la comunidad nicaragüense, sino a toda la nación de Costa Rica”.