Nacional

Terminan audiencias en La Haya, ahora a esperar

* Dr. Argüello reitera que Honduras no pudo probar nada, por lo que espera un fallo favorable a nuestro país

Vladimir López

Nicaragua finalizó ayer martes sus audiencias ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, con una síntesis: “Quedó más que demostrado que Nicaragua no tiene límites marítimos fijados con Honduras, por lo tanto demandamos que se fije ese límite tomando en cuenta la línea que parte del punto en tierra firme delimitado en la boca principal del río Coco, en dirección al paralelo 17, de acuerdo con el principio de equidad”.
Lo anterior lo reveló el agente pinolero en La Haya, Carlos Argüello, quien destacó que en los siete años y más de tres meses que ha durado el proceso ante la CIJ, los hondureños jamás pudieron demostrar que la frontera marítima entre ambos países ya está delimitada, “porque eso no existe, eso es completamente falso”.
El doctor Argüello reiteró que de acuerdo con el derecho internacional, el límite debe fijarse basado en el principio de equidad, que eso es lo que espera Nicaragua, y comentó que ese juicio perfectamente pudo evitarse si Honduras no se hubiera aliado con Colombia con el objetivo de cercar a Nicaragua.
“Ya todo terminó, ahora sólo nos queda esperar jueves y viernes para escuchar los últimos alegatos de Honduras, estar pendientes de cualquier consulta que nos quieran hacer los magistrados de la Corte, y luego esperar la sentencia”, señaló.
“Estamos satisfechos, consideramos que se hizo una labor buena desde diciembre de 1999, cuando Nicaragua presentó la demanda como reacción a la ratificación que hizo Honduras del Tratado Ramírez-López con Colombia, un país ubicado fuera del área centroamericana”, expresó.

Nicaragua sin fronteras marítimas
El doctor Argüello destacó que Nicaragua dejó claro ante La Haya que no tenemos delimitación marítima con ningún país, ni en el Pacífico ni en el Caribe, y que se demostró que el alegato hondureño de que existía una línea tradicional en el paralelo 15, es completamente falso.
Añadió que otro de los argumentos absurdos de los hondureños es que esa línea se fijó desde la época de la Colonia, porque lo único que se logró delimitar es la frontera terrestre, y que eso sucedió en 1906 con el Laudo del rey de España.
Argüello destacó que la principal fortaleza de Nicaragua en ese juicio es que nunca existió ningún acuerdo de delimitación marítima, y que por eso desde el inicio se ha preguntado a los hondureños que en dónde consta ese acuerdo, y que esa pregunta siempre ha quedado en el aire.

Honduras: “Nicas a cruzar los dedos”
Mientras tanto, algunos diarios hondureños han expresado que “Nicaragua está cruzando los dedos” en espera de la sentencia. Ciertamente que sí, los pinoleros debemos cruzar los dedos y confiar en un fallo justo en La Haya.
Pero también estamos seguros de que ellos, los catrachos, están más que cruzando los dedos, porque “patinaron” ante la CIJ, ya que todas las supuestas pruebas de que hacían alarde de tener, fueron como “confites” para el equipo nicaragüense, que se las regresó una por una, sin realizar mayores esfuerzos.