Nacional

Cambian de juzgado audiencia caso Canda


CORRESPONSAL COSTA RICA

La juez de lo Penal de Cartago, Adriana Jarquín, acogió la petición del Ministerio Público de declararse “incompetente” de conocer el caso de Natividad Canda Mairena, por lo que resolvió enviarlo al 2do Circuito Judicial de San José, específicamente al Juzgado Penal de Hacienda, en Goicoechea.
La parte acusadora por los delitos de homicidio simple, incumplimientos de deberes y omisión de auxilio, sustentó su petición porque los dos policías, Asdrúbal Luna y Erick Sánchez, durante los hechos del pasado 10 de noviembre de 2005, en donde perdió la vida el nicaragüense, estaban ejerciendo su labor como empleados del Estado.

Acusador: “Decisión positiva”
Para el abogado defensor de la madre de Canda, Juana Francisca Mairena, la decisión es positiva “porque se subsana un error que pudo afectar” el resultado del proceso.
“Esta etapa es precisamente para detectar errores y subsanarlos, y es lo que se hizo. Se consideró que se estaba violentando parte de la normativa y el juez lo sanó. Vamos bien y confiados en lo que estamos haciendo”, comentó al término de la audiencia Luis Fernando Sáenz.
Con lo resuelto, las partes involucradas deberán comenzar de nuevo el proceso y esperar que se asigne un nuevo juez y una nueva fecha para la audiencia preliminar. Se espera que en esa instancia se determine si hay o no méritos para un juicio.
Por su parte, el abogado de los dos policías acusados por el Ministerio Público, Kenneth Arce, aunque “no la comparte”, dijo “aceptarla. Éste, al igual que el defensor del dueño del taller y de los perros, Mario Gómez, coincidieron en que el cambio de juzgado no afecta en nada el proceso de sus defendidos “porque no se ha discutido el fondo”.
“La juez desde un inicio hubiese previsto esto desde que el Ministerio Público envió la denuncia. Estábamos preparados para iniciar y nos salen con esto. Además, en aras del principio de economía lo hubiese resuelto antes”, reclamó Arce.

Defensor: “No aceptaremos conciliación”
A la vez, sostiene que “no aceptarán ninguna conciliación”, y que “tiene entendido” que el representante del Estado costarricense “tampoco la aceptará”.
“Están tomando una salida fácil del asunto, de pasar la ‘brasa’ de un lugar a otro en razón de llegar a sostener una tesis que es insostenible”, adujo Arce.
A su vez, reiteró que “presentaremos nuestra objeción en contra de la acusación del Ministerio Público y la querella privada del abogado de la madre de Canda, en virtud de una serie de inconsistencias que provocan inconstitucionalidad en contra de mis defendidos. Confiamos en que se ordenará archivar la denuncia”.
La audiencia donde la juez Adriana Jarquín conoció la solicitud del Ministerio Público comenzó con más de una hora de retraso, y en pocos minutos decidió trasladarla para en horas de la tarde, a fin de dar la respuesta sobre la incompetencia.
A esta cita privada en el complejo judicial de Cartago, también llegaron los representantes legales del dueño del taller y de los perros, del Estado, y el de los dos policías.
La madre del nicaragüense fallecido tras recibir unas 200 mordeduras por parte de dos perros en un taller de La Lima de Cartago, se hizo acompañar de su hijo menor, Wilson Mairena. Ella reclamó que se haga justicia.
“Espero que haya justicia, porque dejaron que los perros destrozaran a mi hijo. No es justo cómo dejaron que lo mataran”, expresó doña Juana Francisca Mairena.

leonelmen@gmail.com