Nacional

Declaran a enfermera culpable de negligencia


“Que se haga la voluntad del Señor Jesucristo”, dijo este lunes María Magdalena Sandoval, de 41 años, quien el pasado viernes se convirtió en la primera auxiliar de enfermería en ser declarada culpable por el homicidio culposo de un paciente del sistema de Salud, en este caso de Rosa Amanda Galeano, de 87 años, fallecida el 18 de abril de 2006, después de caer de la camilla que ocupaba en la Unidad de Cuidados Coronarios del Hospital “Roberto Calderón”.
La fiscal Patricia Díaz Romero solicitó a la juez Suplente Octavo Local, Ariadna Lezama, en la audiencia de debate de pena, que condene a la procesada a dos años de prisión, tomando en cuenta el grado de ilustración de la misma, en cambio el acusador particular Carlos Manzanares, pidió la pena máxima tres años tomando en cuenta de que “la acusada va a caer presa, pero sus hijos la van a estar viendo, pero mi representado (Alí Navarro) no podrá volver a ver a su madre”.
Por su parte, Leonel Torres Alfaro pidió la pena mínima de un año de prisión para su representada porque ella no es enfermera titulada, sino auxiliar de enfermería, y su conducta anterior ha sido buena.
También solicitó a la juez que le conceda a su patrocinada la suspensión de la condena porque no ha cometido ningún delito, ya que considera que el hecho fue producto del sistema de Salud y del equipo médico a cargo, que dejó a su defendida solita a cargo de una sala vital, sin embargo sólo ella fue acusada y declarada culpable.
La imputada, por su parte, pidió a la juez que tome en cuenta a la hora de establecerle la condena, el hecho de que tiene una niña de dos años, pero será hasta el miércoles por la tarde que la juez Lezama se pronunciará sobre la pena atendiendo a agravantes y atenuantes.
Pero pese a los resultados del juicio, don Alí Navarro no está contento, porque considera que hasta el representante del sistema de Salud debió haber sido acusado, porque ocultaron a la familia lo que había ocurrido el 17 de abril de 2006 en la noche, y no fue sino porque “hicieron bochinche” al día siguiente, que enviaron a su madre al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde finalmente la anciana murió por las complicaciones derivadas de la caída que sufrió.
“Yo responsabilizo a todo el hospital. Aquí no debería estar sólo esa enfermera presa sino el director, el subdirector, la jefa de enfermería y todos los médicos para terminar con todo eso… Todo el sistema debería estar aquí”, apuntó don Alí.
“Hasta hoy no me explicó por qué la Fiscalía no acusó al resto de gente”, insistió en decir Navarro, quien aclaró que el fin del juicio no es echar presas a las personas, sino “terminar con las matanzas que a diario hacen en los hospitales”.
La Policía, en su momento, remitió a la Fiscalía los resultados de sus investigaciones, sindicando como supuestos responsables del hecho, además de la auxiliar de enfermería, al subdirector médico Julio César Marín, a Ronald Guillermo Mayorga y a Efraín Rodríguez, pero el Ministerio Público sólo acusó a la auxiliar de enfermería porque consideraron que actuó negligentemente al no colocar la baranda de la cama de la paciente, pese a que estaba a cargo de su seguridad.
Sin embargo, la enfermera señaló ayer que si bien es cierto ella estaba a cargo del turno, los hechos ocurrieron porque la paciente “parece que se dio vuelta” cuando ella estaba atendiendo a otra paciente.
“Injustamente me tienen aquí, porque los médicos eran los que tenían que moverse a ver a la paciente, y yo sólo cumplo las órdenes de ellos, pero de ahí más nada…Yo no hice nada en contra de la paciente”, acotó.
La paciente llegó al hospital el 12 de abril de 2006 para que le instalaran un marcapasos, y falleció por hemorragia intracraneal por trauma cráneo-encefálico provocado por politraumatismo contuso contundente.
La ministra de Salud, Juana Maritza Cuan, afirmó que no conoce a fondo del caso de la enfermera, porque la supuesta negligencia se dio seis meses antes de que asumiera la titularidad en el Minsa. Dijo que ha orientado al responsable de recursos humanos de la institución que esté pendiente del caso. “Vamos a hacer una revisión del caso”, dijo escuetamente la titular de Salud. A nosotros nos informaron que se iba a dar un fallo, que aunque no es de nuestro período, vamos a esperar para ver qué va a pasar”, agregó Cuan.
Intentamos obtener una versión de la Dirección de Auditoría de la Salud, encargados de investigar las denuncias por negligencia médica dentro del sistema público de Salud, pero el encargado de la Dirección no respondió a nuestras llamadas telefónicas.