Nacional

Desde España quiere descubrir dónde está su papá

* “Tengo un vacío en mi corazón que sólo él puede llenar”, escribe desde Europa * “Tan sólo un abrazo suyo, y sentirle cerca, me haría muy feliz”, afirma

Edwin Sánchez

Una joven compatriota que ahora vive en España quiere descubrir en Nicaragua qué se siente contar --a la edad insólita de 29 años-- con un papá. Por eso, Ana Margarita Abarca Blanco escribió desde esa nación, pues ha comprobado que son muchas las personas que a través de EL NUEVO DIARIO han encontrado a hijos pródigos, tías perdidas y parientes olvidados.
Casi tres décadas ha estado en este mundo Ana Margarita, sin saber nada más que el nombre de su progenitor: José Luis Villalobos. La nicaragüense viajó a la Península hace 10 años, donde es casada con el español José Manuel Fernández Bosh.
“Le cuento un poco de mí: me casé súper joven a los 17 años. La vida me ha ido muy bien, pero siempre he echado de menos la presencia de mi padre. Ahora tengo 29 años y he soñado que me abraza. Me gustaría sentirle una vez en mi vida”.
“Soy una chica de 29 años que al desear conocer a su padre, quiere llenar ese hueco en mi corazón. Nadie lo llena porque le pertenece a ese padre que me engendró, y tan sólo con un abrazo suyo, y sentirme cerca de él, me haría muy feliz”.
En Managua, Úrsula Salazar Blanco, una amiga, quiere que ese encuentro sea posible. “El señor vivía en Ciudad Jardín”, dijo a END, como la única referencia que ha conocido del extraviado progenitor.
Cualquier persona que conozca del paradero puede llamar en la capital a María Teresa Abarca Blanco al teléfono 6609877, o bien escribir a la dirección electrónica: Ana239abarca@hotmail.com