Nacional

“Pagamos tributos y no vemos el progreso”


María Haydée Brenes

Como un impuesto que sangra calificaron los comerciantes del municipio de Waspam el pago que a partir de este año ha comenzado a exigir la Dirección General de Ingresos en esa localidad.
“Viera cómo nos pesa la mano a nosotros cuando debemos pagar esos reales, porque el Gobierno Central aquí no invierte nada, comenzando por la pista de aterrizaje; también la carretera es una trocha. El colmo es que se nos quemó el mercado y ni bomberos tenemos, pero nos exigen un impuesto del que no recibimos nada a cambio. Es un tributo por ser los nicaragüenses más pobres del país, por decirnos nicaragüenses”, señalaron.
A la queja de los comerciantes se unieron los dueños de restaurantes y pequeños hoteles, quienes además pagan un canon de 800 córdobas anual que debe cancelarse en enero a la Policía Nacional, aunque no expendan licor.
“Cuando una avioneta desciende, miles de ojos están pendientes de ella porque aquí no hay circulante; las personas que vengan son las que traerán un poco de movimiento económico a los negocios, pero aquí pasamos semanas sin que nadie se hospede o coma algo, porque no hay dinero”, comentaron.
Waspam esta clasificado en el mapa de pobreza de Nicaragua como uno de los municipios en donde reina la pobreza extrema a partir de que sólo cinco de cada cien personas está empleada y devenga un salario.
“Aquí nosotros no estamos para dar dinero al gobierno Central, sino para que nos den; aquí hay mucha pobreza, la gente pasa hambre y son donantes de iglesias y organismos no gubernamentales los únicos que parecen darse cuenta de la situación en la que vivimos”, dijeron.
Abandonados
También los comerciantes, restauranteros y hoteleros lamentaron la ausencia del Instituto Nicaragüense de Turismo, porque señalan la zona tiene muchas bellezas que ofrecer, pero la oficina de Puerto Cabezas no vende a los turistas.
“Aquí los turistas llegan más de Honduras que de Managua, se cruzan por el puesto fronterizo de Leimus y nos visitan, pero de Managua no vienen, y si no nos anuncian como un destino en Managua menos que lo hagan a nivel internacional, así que aquí se trabaja en turismo por amor”, concluyeron.