Nacional

Procuraduría DDHH verá caso de Gilma

**Presidente de Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, Enrique Quiñónez, indignado por discriminación de joven sicóloga y la insta a presentar denuncia **Procurador Especial de la Participación Ciudadana, Sixto Ulloa, anunció que al leer caso en END, los motivó a reunirse hoy

El caso de la joven Gilma Guido, a quien se le ha negado en reiteradas ocasiones la posibilidad de obtener un empleo debido a su baja estatura, ha puesto a las diferentes organizaciones de derechos humanos y a algunos movimientos de mujeres a reflexionar y a buscar una solución para estas situaciones.
El diputado Enrique Quiñónez, Presidente de la Comisión de los Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, dijo al NUEVO DIARIO que se sintió indignado al enterarse de este caso, y que cree que ya es hora de que se apliquen las leyes a estas instituciones que cometen violación a los derechos humanos. “Ella es una persona capaz (Gilma), la estatura no es justificación para negarle el empleo, lo importante es la capacidad de esta persona no el tamaño”, expresó Quiñónez.
De igual manera, el diputado instó a la joven afectada a presentarse en la Asamblea y denunciar formalmente ante la Comisión la violación de sus derechos humanos, para luego citar a las empresas que le han negado el derecho laboral, y así saber bajo qué argumentos no la aceptaron.
Tomar conciencia
Por otra parte, María Teresa Blandón, activista del movimiento feminista de Nicaragua expresó que “debemos tomar más conciencia en las diferencias que constituyen a las personas”. Y es que precisamente fueron mujeres las que no le dieron ninguna opción de trabajo a Gilma.
El Procurador Especial de la Participación Ciudadana, Sixto Ulloa, señaló de chocante y discriminatorio lo sucedido a Gilma. “Nosotros como Procuraduría al enterarnos de este caso decidimos reunirnos mañana (hoy), para revisar este caso”, expresó Ulloa.
Asimismo, Ulloa hizo referencia a una trabajadora de la Procuraduría que también es pequeña y que desempeña excelentemente sus responsabilidades laborales. “Ser pequeña no le da incapacidad para trabajar como sicóloga”, reiteró Ulloa refiriéndose a Gilma, a quien invitó a visitar la Procuraduría de los Derechos Humanos, con sus familiares, para darle formal seguimiento a su caso.