Nacional

Purga y bozal en Anden


Melvin Martínez

El primer día de huelga del magisterio nacional produjo ayer una purga dentro de la Asociación de Educadores de Nicaragua, Anden, cuando Jimmy Hernández, Secretario de Asuntos Laborales de ese sindicato, fue separado de su cargo.
Hernández se ha manifestado a favor de la posición de los maestros que reclaman un reajuste salarial de 30 dólares, así como el pago retroactivo del mismo a partir de enero de 2007.
En el encuentro que sostuvo ayer la dirigencia nacional de Anden también se orientó que a excepción del diputado y secretario general de este sindicato, José Antonio Zepeda, nadie podía ofrecer declaraciones a los medios de comunicación.
“Se tomó la decisión que ningún dirigente puede dar declaraciones a nombre de Anden, solamente lo puede hacer el secretario general José Antonio Zepeda”, dijo Hernández a EL NUEVO DIARIO.
Conocimos que fue removido de su cargo porque está a favor de la huelga magisterial, le planteamos a Hernández.
“Sólo te puedo decir que yo quedé únicamente como afiliado de la organización, decidieron que nadie tiene que hablar a nombre de Anden para no violentar ese principio, no te hablo más”, se limitó a responder el docente.
Hernández este viernes se hizo presente al plantón que realizaron los maestros en el Ministerio de Educación, Mined, porque consideró necesario el paro parcial de labores “para que los maestros reciban el pago retroactivo, por ser el clamor de los maestros en todo el territorio nacional”.
El Mined y Anden realizaron el viernes asambleas para convencer a los maestros de aceptar el incremento salarial que están ofreciendo. El día del paro más de 15 mil maestros detuvieron sus labores como muestra de su inconformidad por el aumento de 308 córdobas que supuestamente acordó Anden con el ministro Miguel de Castilla entregar al magisterio nacional sin hacerlo retroactivo.
Anden es el sindicato de docentes más representativo de Nicaragua, con el 40 por ciento del magisterio afiliado.
Intentamos obtener una versión de Zepeda, pero no respondió a nuestras llamadas telefónicas.
El paro se mantendrá por tres horas todos los viernes hasta llegar Semana Santa, para luego iniciar un paro total de labores.
Ayer el consejo de padres de familia del instituto “Miguel de Cervantes” se reunió para manifestar el respaldo a los maestros porque consideran justo su reclamo por el mísero salario que devengan.