Nacional

Incendio en el basurero puso en vilo a Masaya

* Gases tóxicos arriesgan salud de 350 familias vecinas.

Masaya
¡Asqueroso e infernal!, es literalmente lo que se vivió durante 20 horas --entre la noche del jueves y todo el viernes-- en los seis mil
metros cuadrados de basura del vertedero municipal que por "arte de magia" se incendió, causando graves daños económicos a la
comuna y principalmente a la salud de las personas que viven en sus alrededores.
Para sofocar las llamas fue necesaria la presencia de las unidades del Cuerpo de Bomberos de Masaya, Jinotepe, Granada y Managua. También
acudió al llamado el Ejército de Nicaragua, el Silais Masaya, la Defensa Civil y las alcaldías de Masaya y la capital.
Al menos 250 hombres trabajaban intensamente para sofocar las llamas que amenazaban con acabar con las 120 mil toneladas de basura de los
últimos seis años, de las cuales 35 mil ya estaba
incineradas.
Echan culpa al padre Sol
El alcalde de Masaya, Orlando Noguera, se encontraba al frente de la brigada de la comuna, que, en conjunto con las otras instituciones coordinaba el plan de emergencia para poner fin a las llamas que
amenazaban con destruir todo lo que hallaran a su paso.
Noguera, manifestó que el incendio del jueves tuvo su origen en las altas temperaturas, gracias al incandescente sol que se vive en estos días de verano.
Dijo que los daños todavía no se pueden contabilizar hasta que finalicen las labores, las que según un experto durarán más de una semana.
Informó que la trinchera construida el año pasado para el manejo adecuado de la basura, y que tenía un costo de dos millones de córdobas estaba totalmente destruida.
Gases tóxicos
Por su parte el teniente coronel del Ejército de Nicaragua, Néstor Solís, dijo que unas 350 familias están en riesgo de padecer problemas de salud, producto de los gases tóxicos.
Por tal razón, el Ministerio de Salud desplegó brigadistas y médicos en el entorno del vertedero para prevenir que el humo y los gases tóxicos
causen más daños.
Michael Hunn, de origen alemán y especialista en el tratamiento de deshechos sólidos, se hizo presente en el lugar, y recomendó para este tipo de situaciones la utilización de tierra, arena y deshechos de construcción para sofocar las llamas.
Explicó que lo ocurrido se debe al manejo de los deshechos sólidos, "la situación actual es que el fuego destruyó durante 18 horas dos trincheras, lo que ha producido gran cantidad de gases tóxicos".
Gas metano
Agregó que ese gas funciona como gas metano, un combustible que desarrolla hasta cien grados de temperatura durante el proceso de descomposición de la materia, y que es tóxico para las personas que se ven expuestas a inhalarlo.
Reiteró que se necesita la utilización de tierra más que agua, porque echar el vital líquido a la basura significaría producir más gas metano.
Dijo que se prevén daños graves a la salud de las personas expuestas al humo, lo que podría causarles enfermedades respiratorias como neumonía. Pidió que las personas que viven en los alrededores evacuen sus viviendas durante una semana hasta que la emergencia sea superada.
En cuanto a dos familias que viven dentro del vertedero, el alcalde Noguera prometió reubicarlas en un lugar más seguro y lamentó que las
condiciones de miseria las haya llevado a vivir ahí.
Sospechan de mano criminal
Por su parte la Policía Nacional deberá investigar las causas de este incendio, dado que funcionarios de diversas instituciones que se encontraban ayer en el basurero municipal, presumían que existe mano
criminal en el hecho que ha dejado cuantiosas pérdidas a la municipalidad.
Los pobladores que se hicieron presentes al lugar, ante las grandes masas de humo que cubrían la atmósfera, recordaron que en 2004 hubo un conato de incendio, pero nunca de esta magnitud no.
Se conoció que la noche del jueves los bomberos hicieron uso de 17 mil galones de agua, los que resultaron insuficientes para sofocar las llamas. Durante la emergencia que se vivió había al menos 40 unidades motorizadas, entre maquinaria pesada, camiones, cisternas, todas enfocadas a poner fin a las llamas.
Las autoridades locales decretaron alerta amarilla en el sector del basurero y alerta roja para la ciudad de Masaya, al tiempo que también dieron a conocer que 117 personas serían evacuadas a un sitio más seguro.