Nacional

Piden flexibilizar penas a madres presas por drogas


Luis Alemán

El Patronato de la Cárcel de Mujeres “La Esperanza” promoverá ante la Asamblea Nacional reformas a la Ley 285, Ley de Estupefacientes, Psicotrópicos y otras Sustancias Controladas. La propuesta del patronato será presentada la semana próxima a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional, que preside el liberal constitucionalista, Enrique Quiñónez.
Pastora Palacios, miembro del patronato que ofrece ayuda humanitaria a las internas de la cárcel “La Esperanza”, explicó que las reformas están dirigidas a modificar “el sobredimensionado castigo que enfrentan las condenadas por droga, en relación con el delito cometido.
“Hay mujeres que fueron sorprendidas con un gramo de piedra y por ello purgan penas de hasta cinco años de presidio”, afirmó Palacios, quien explicó que esas mujeres en su mayoría se vieron obligadas a delinquir para poder enfrentar la manutención de sus familias.
Aclaró que la propuesta de reformas que ellos presentarán al diputado Quiñónez, para su consideración, está dirigida sólo a las mujeres, con la condición de que no sean reincidentes en el narcodelito, y además, que sen madres de familia, casadas o solteras.
“Tenemos relatos dolorosos de mujeres que fueron condenadas por posesión de un gramo de crack, y cuando fueron capturadas sus hijos quedaron en el total abandono”, dijo Palacios, quien aseguró que la idea que promueve el patronato de cárceles no es “eximirlas de responsabilidades, sino que cumplan su condena en casa y de otra manera”, pero según Palacios, “tenemos el cuido de no dejar las puertas abiertas para el narcotráfico”.
“Estas mujeres sí son culpables, pero el castigo está sobredimensionado en relación con el delito”, señaló. En el penal de mujeres “La Esperanza” hay 212 internas, 181 están por drogas y de ellas 165 están condenadas, mientras que 45 mujeres tienen sus casos en proceso.
El abogado Léster Matus, miembro del Patronato de la Cárcel de Mujeres “La Esperanza”, señaló que “lo que estamos planteando no es la impunidad”. Explicó que la idea es que las mujeres encontradas culpables por delitos de drogas tengan una sanción proporcional a su delito.
Según Matus, lo que se está planteando es reformar el artículo 51 de la Ley de Drogas, debido a la desproporcionalidad de la pena. Explicó que el Código Penal es proporcional, “es decir, que si hay lesión y no causa daño permanente se pena con tres meses a un año, pero en el caso de la Ley de Drogas, igual se penaliza a una persona con un gramo como a la que fue encontrada con un kilo o más”.
Otro artículo que según el Patronato de Cárceles pretende proponer para su reforma es el 78, que no plantea ningún beneficio a los condenados por delitos de droga. “Ese artículo es violatorio a los derechos humanos. “La Constitución Política plantea que el Sistema Penitenciario es reeducativo y humanitario, pero se contradice, porque el artículo habla que no habrá ningún beneficio al condenado”, señaló Matus.
“La mayoría de las mujeres, según sus expedientes, fueron detenidas con 20 ó 30 piedras, estamos hablando de personas de escasos recursos que al final estaban traficando para dar de comer a sus hijos”, argumentó.