Nacional

Contralores cierran filas con vecinos de la Centroamérica


Luis Galeano

Los contralores colegiados agilizarán la revisión de la denuncia de los pobladores de la Colonia Centroamérica, quienes acusaron a los ex miembros de la Junta Liquidadora del Bavinic de vender a un particular 1,000 varas cuadras que pertenecen a las áreas verdes.
“Tengan ustedes la certeza absoluta de que todo lo que ahí pasó y que pueda ser revertido, esta Contraloría va a estar dispuesta a que eso se haga”, dijo el contralor Guillermo Argüello Poessy al referirse al tema.
Los vecinos de la Colonia Centroamérica denunciaron ante la Contraloría General de la República (CGR) la venta de las 1,000 varas cuadradas de esa comunidad por parte de los ex miembros de la junta directiva del Banco de la Vivienda Nicaragüense (Bavinic).
El sitio se encuentra ubicado de la Farmacia Vida una cuadra al sur.
“La venta en referencia violenta más de 40 años de posesión de dicho terreno por parte de nuestra comunidad, ya que en las promesas de ventas de nuestras casas esa área se reflejaba como área verde”, agrega la misiva de los pobladores a la CGR, cuya copia está en nuestras manos.
Asimismo, señalan que la venta del bien “es anómala”, porque el lote ha sido por 40 años utilizado por la comunidad como entrada, parqueo y área de recreación y esparcimiento, sin haber sido en ese tiempo molestados o interrumpidos por nadie.
Además de la denuncia de los 19 vecinos del lugar, que solicitaron al ente fiscalizador revisar el hecho y que al confirmar los señalamientos denunciaran de nulidad la venta, porque les ha afectado en sus derechos como pobladores de esa popular colonia.
“Si se vendió algo indebidamente, pues hay que buscar cómo echarlo para atrás con una decisión nuestra, con la Procuraduría en los tribunales”, dijo el contralor Argüello.
Los ex miembros de la Junta Liquidadora del Bavinic, como Adolfo “Popo” Chamorro y Jerónimo Sequeiro, han negado por separado haber vendido calles o áreas verdes durante el proceso de liquidación, y hasta han inventado que esas áreas no son verdes, sino “comunales”.
Ninguno de ellos explicó de dónde sacan esa división de conceptos, ya que en la colonia, desde su fundación, esas áreas han sido para uso recreativo de los vecinos.
El presidente de la Contraloría, Luis Ángel Montenegro, dijo que en la auditoría que realizan en el Bavinic ya habían cuantificado un daño al patrimonio del Estado por 14 millones de córdobas, “y va para 29 millones de córdobas, porque es el universo que nosotros estamos chequeando, más las denuncias que vienen llegando”.