Nacional

Evalúan impacto de remesas familiares de nicas en Costa Rica

* Nueve de cada diez viven en condiciones deplorables * Veinticinco de cada cien no tienen estatus legal

Diario Extra de Costa Rica
Unos 80 mil nicaragüenses recurren cada mes al envío de dinero a su país para el sustento de sus familiares, producto de las ganancias obtenidas por trabajar en Costa Rica. Esas remesas alcanzan ya un valor cercano a $42 millones (¢21.700 millones) anuales, ya sea por medio de bancos, empresas remeseras, servicios de mensajería o con personas de confianza.
Según un estudio realizado por la Academia Centroamericana, una tercera parte de los nicaragüenses que trabajan en Costa Rica manda un promedio de $43 (¢22 mil) por mes a su tierra natal. Pero no sólo envían plata, sino también bienes muebles y servicios.
Los nicas que trabajan en Costa Rica ganan en promedio de 200 dólares. (¢103 mil) al mes, sobre todo en actividades agrícolas y de construcción, y mandan un 20% de lo que perciben.
Ricardo Monge, economista de la Academia, y su colega Eduardo Lizano, estudiaron el fenómeno de las remesas hacia el Norte. Un dato que hallaron fue que el envío de dinero desde Costa Rica constituye ya el 1% del Producto Interno Bruto de Nicaragua, es decir, el valor monetario total de la producción corriente de bienes y servicios.
“Aunque de entrada la cifra de $42 millones se podría considerar baja, es casi el 17% de la inversión extranjera directa en Nicaragua”, explicó Monge. Cabe destacar que el dinero que envían desde nuestro país es menos del 10% de las remesas que Nicaragua recibe de otras regiones, sobre todo de Estados Unidos. En promedio, el costo por envío de dinero es del 10%, es decir, si mandan $43 deben pagar $4,3 por el servicio.
EN LISTA DE POBRES
Según la información, los pinoleros que mandan plata desde aquí no están concentrados en una sola región, pero tampoco están dispersos. Hay una agrupación importante en el área metropolitana, Liberia, Upala, La Cruz, Cutris, Ciudad Quesada, Los Chiles, Roxana, Siquirres, Batán y Limón.
Otro dato interesante es que nueve de cada diez nicas que remesan hacia su país están dentro del primer quintil de la distribución de los ingresos, es decir, pertenecen a la población más pobre del país.
El Banco Nacional pretende realizar alianzas con bancos pinoleros para un sistema directo y que le dé más valor a la plata que reciben en suelo nica. Hasta ahora menos del 15% de las remesas se tramita por medio de entidades financieras.
Las estadísticas de la Academia tomaron en cuenta las remesas hechas por nicaragüenses mayores de edad, y según los registros, 25 de cada 100 no tienen estatus legal en Costa Rica.