Nacional

Nicaragua concluye negocios con FMI

El objetivo del gobierno es impulsar un desarrollo gradual con el acompañamiento de la comunidad internacional

El gobierno nicaragüense de Daniel Ortega concluyó este jueves de manera "satisfactoria" la primera ronda de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la firma de un acuerdo económico en el cual los sandinistas expusieron sus prioridades.
"Los resultados de este primer encuentro han sido satisfactorios, hemos encontrado puntos de coincidencia entre el Gobierno de Nicaragua y los organismos financieros internacionales", aseguró el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, en rueda de prensa.
Las negociaciones entre el gobierno sandinista y el FMI iniciaron el lunes pasado, pero las mesas se abrieron formalmente el martes con la participación de representantes del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explicó Rosales.
La misión del FMI fue presidida por asesor principal de asuntos del Hemisferio Occidental del organismo, Markus Rodlauer, quien escuchó la larga exposición que le hizo el gobierno sobre sus prioridades económicas y sociales, y "los principios de su política financiera", dijo Rosales.
En sus principios sobresale el interés de los sandinistas de impulsar un desarrollo "gradual (...) con el acompañamiento de la comunidad internacional".
El encuentro terminó este jueves a nivel técnico, sin resultados tangibles sobre los montos en préstamos que el gobierno sandinista desea obtener de la comunidad internacional, ni de las propuestas y condiciones que se barajaron en la mesa.
Rosales se limitó a informar que las partes coincidieron por ejemplo en la necesidad de dirigir la asistencia internacional en la reducción de la pobreza (70%), porque los programas firmados con las administraciones no hicieron nada al respecto.
Dijo que el eje de su propuesta gira en torno a la prioridad que el gobierno quiere dar al gasto social para bajar los índices de pobreza, la generación de riqueza y la estabilidad macro económica.
Destacó que la nueva administración busca por ejemplo que el FMI respete las prioridades de su política económica.
Nicaragua podrá acceder a 115,2 millones de dólares
Señaló que una de ellas es, por ejemplo, el interés de Nicaragua de abrir nuevos mercados con Venezuela en el marco de la millonaria asistencia que brinda ese país como miembro del proyecto Alternativa Bolivariana para las Americas (ALBA), que promueve junto al bloque izquierdista de Cuba y Bolivia.
El funcionario dejó claro de manera tácita que al margen de la ayuda que reciben de países como Venezuela, el gobierno sandinista también desea obtener el apoyo del FMI "para impulsar sus programas" económicos y sociales.
"Nosotros queremos el apoyo de los organismos internacionales para desarrollar nuestro" programa, dijo el funcionario.
Si Nicaragua no firma un acuerdo con el FMI no podrá acceder a 115,2 millones de dólares que la cooperación internacional tiene previsto desembolsar este año en préstamos y donaciones en apoyo al presupuesto del país.
El acuerdo contempla nuevas concesiones de créditos que deben ser negociados por las partes según sus intereses, las cuales no fueron reveladas en esta reunión, que continuará el próximo mes de abril.
Los resultados de la primera ronda solo fueron informados a la prensa escrita e internacional en una rueda de prensa, en la que no estuvo presente ningún representante del FMI, del BM y del BID.