Nacional

Admiten acusación contra dos caballeros de la droga

* Defensor pide que los trasladen a La Modelo

Lizbeth García

Pese a los alegatos de la defensa que indicaban que no todos los que están en un lugar donde la Policía encuentra droga son culpables de delito alguno, la juez cuarto penal de Audiencias de Managua, Martha Martínez, admitió la acusación que el fiscal Alejandro López promovió contra Gabriel Argüello Chavarría, de 55 años, y Castor Soto Olivar, de 57 años.
Éstos, supuestamente, se dedican al almacenamiento de drogas, porque el 12 de marzo la Policía los encontró en una casa ubicada en Los Laureles, donde había una bodega de 3.35 metros de largo, 2.15 de alto y 1.95 de ancho, que, en apariencia, servía para almacenar estupefacientes porque hasta tenía 12 depósitos del tamaño de un paquete de un kilo.
Pero por el momento todo esto es una mera suposición, porque será hasta el próximo 22 de marzo cuando la Fiscalía debe presentar las pruebas que tiene para ir a juicio oral, mientras tanto, los dos acusados deberán permanecer en prisión, pero solicitaron que los llevaran al Sistema Penitenciario Nacional, dado que en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía no podían hablar con sus abogados ni les dejaban pasar sus medicinas.
El abogado Mario Rey Delgado reveló que don Gabriel padece de hipertensión arterial y diabetes. A él la Policía lo acusó porque cuando las autoridades llegaron a la casa y lo requisaron, éste tiró al suelo un recipiente con 4.8 gramos de cocaína.
Capturas en Los Laureles
La Juez ordenó a las autoridades policiales que les permitan tener y tomar sus medicinas y también ordenó que los trasladen lo más pronto posible a La Modelo, donde según comentó Mario Rey Delgado, a un reo se le permite tener un radio o un televisor.
La acusación indica que la Policía recibió información de que en la casa ubicada cerca de la entrada de Los Laureles, en el kilómetro 14 y medio de la Carretera Sur, almacenaban droga, por lo que al verificar la información sorprendieron a don Gabriel cerrando el portón, mientras adentro estaba una camioneta placas M062336, debajo de la cual estaba una maleta con 23 paquetes que contenían 26,442.4 gramos de cocaína, según confirmó la prueba de campo.
A don Castor lo acusaron porque estaba de pie junto a esa camioneta, pero su abogado, Francisco Fletes, señaló que eso no es delito, por lo que considera que la acusación no debió ser admitida porque no explica cómo es que su defendido participó del delito, empero la juez Martínez señaló que la misma ley dice que las personas que están en un sitio donde hay drogas son sospechosos.
La Fiscalía informó que la Policía allanó otra casa de don Gabriel, donde ocupó dos camionetas y un carro sin placas, y un cigarrillo con hierba verde.