Nacional

Restos de hijo de Bolaños no serán repatriados antes del domingo


Los restos de Javier Gregorio Bolaños Abaunza, hijo menor del ex presidente de Nicaragua Enrique Bolaños, que falleció hoy Estados Unidos, no serán repatriados antes del domingo, dijo una fuente diplomática.
Antes de la repatriación se oficiarán tres misas de funeral en la iglesia Príncipe de Paz de Miami: la primera hoy por la tarde y las otras dos los próximos jueves y viernes, agregó el cónsul general de Nicaragua en Miami, José Velázquez Escobar.
Javier Gregorio Bolaños, de 48 años, que padecía leucemia desde hace casi dos, murió en el hospital de la Universidad de Duke, localizado en la ciudad de Durham (Carolina del Norte).
"Los padres están profundamente afectados, al igual que el resto de la familia", dijo el cónsul, quien mostró también su pesar por la pérdida. "Yo estoy muy afectado también, ya que serví a Enrique Bolaños (2002-2007) durante todo su mandato y conocí personalmente a Gregorio", manifestó.
Casado con una estadounidense y padre de cuatro hijas, "era un hombre joven lleno de energía, una persona muy bondadosa, sencilla y muy querido por las personas que le conocíamos", aseveró Velázquez.
Javier Gregorio es el tercer hijo del ex presidente Bolaños que muere. El primero, Alberto, falleció en un accidente de tráfico en Nicaragua hace cerca de treinta años. El segundo hijo, Jorge Bolaños, de 50 años, falleció en 2005 en Miami (Florida), a causa de un derrame cerebral que había sudrido en Nicaragua.
"Era una persona muy deportista, un atleta al que la enfermedad destruyó completamente", dijo Velázquez en una conversación telefónica.