Nacional

Diputados se integran al problema de Reptinic

* Pobladores formulan duras críticas a delegados del gobierno * Escudo del dueño son los 300 puestos de trabajo, “pero nadie le pide que cierre” * Lo que la gente demanda es prevención de contaminación y pestilencia

Managua y Granada
La Comisión de Salud de la Asamblea Nacional decidió formar parte de la comisión interinstitucional que investiga los daños a la salud y al medio ambiente que ocasiona la curtidora de cueros Reptiles de Nicaragua S. A. (Reptinic), por la inconformidad de los habitantes con el trabajo realizado por los ministerios de Salud y Ambiente y Recursos Naturales.
Así lo anunció el doctor Gustavo Porras, Presidente de la Comisión de Salud de la AN, tras una reunión que sostuvieron con representantes del Comité Pro Defensa y Prevención de la comunidad El Hormigón, una de las afectadas por los fétidos gases que emanan de Reptinic.
“Nos preocupan las declaraciones y la inspección que se hizo, porque la comisión aduce que no tiene herramientas legales para poder aplicarlas en el caso de Reptinic”, dijo Heberto López, uno de los representantes de la comunidad, quien el pasado viernes, por presiones de los pobladores, fue integrado a la comisión por la directora del Silais-Granada, Nora Orozco Chamorro.
Ninguna persona de la comisión ha hecho nada
Los pobladores desconocen a esta comisión “porque está conformada por las mismas personas que le han dado seguimiento al caso en los últimos cuatro años y no hemos visto nada”, dijo López.
La nueva delegada del Silais “nos pide un voto de confianza, pero ella está rodeada de personas que no van a contribuir a resolver el problema”, agregó.
Sobre la más reciente inspección, de la cual participó, López dijo que fue ocular y no técnica. “No mostraron el agua que consumen los obreros ni el sitio donde supuestamente entierran los desechos sólidos, y tampoco se pudo saber el grado de compactación que tienen las lagunas de oxidación, que actualmente se desbordan e invaden a la propiedad vecina.
Reveló López que en esa reunión costó que le dieran la palabra, y al final el ingeniero Ricardo Cruz, representante del Marena, ni siquiera se pronunció sobre las debilidades de la inspección, a pesar de que fue esta institución la que autorizó la construcción de las lagunas de oxidación sin impermeabilizarlas.
Su más brillante idea fue que los desechos sólidos y las aguas residuales, con altos porcentajes de humedad, y que se tiran en los patios de la empresa, contribuyen al enriquecimiento del suelo, y lo ven como un abono para las plantas de la empresa.
A mí, esa actitud del Marena me parece que está respaldando al señor Kurt Priess –-propietario de Reptinic-- porque él mismo dijo en su intervención, que él está funcionando legalmente porque tiene la autorización del Marena para tener todas esas condiciones
Los argumentos del dueño
¿Qué más expresó el señor Priess?, le preguntamos a López.
“En la reunión, Priess dijo y aceptó abiertamente que tiró sus aguas residuales en el hoyo adventicio de La Joya por más de 20 años.
“Yo creo que eso te da una evidencia de que el señor Kurt Priess es un capitalista salvaje, a él no le interesa la vida de nadie con tal de hacer su capital. Y no tiene los argumentos para hacer creer que tiene la voluntad para resolver este problema, porque aduce que ya ha invertido lo suficiente, pero la verdad es otra cuando se entra a su empresa, porque te das cuenta de que no hay inversión.
“Él se escuda --cobardemente, pienso yo-- detrás de los trabajadores, argumentando que de cerrar la empresa, la comisión deberá hacerse cargo de los 300 trabajadores que quedarían en el desempleo.
Lo cual es cierto...
Sí, pero al señor Priess nosotros nunca le hemos pedido el cierre de Reptinic. Yo le dije en la reunión que somos conscientes del problema del desempleo en este país, pero también debe tener conciencia, tanto la comisión como Kurt Priess, de que nos están matando, y nuestra situación tampoco es fácil.
Alcaldía y Procuraduría están pintadas
¿Qué dijo la Alcaldía?
La Alcaldía sólo está llenado un espacio en la comisión, ellos tienen demasiados problemas como para hacerse cargo de otro de la magnitud de Reptinic.
¿Y la Procuraduría Ambiental?
El señor (Donald) Zavala –-Procurador Auxiliar Ambiental-- está aferrado a las leyes, pero las interpreta en el sentido contrario. Él señala que el artículo 8 de la Ley 559 está vacío.
Sin embargo, yo le mencioné que el artículo 4 de la Ley 217 es suficiente para cumplir con un criterio de prevención, donde no es necesario (que haya) una certeza científica para ver que hay un problema sanitario en la zona.
Pero él, entonces, me dice que tendríamos que usar ese criterio con las “fritanguerías” o con el carro que te anda volando humo. Entonces, cuando vos escuchás respuestas de ese tipo, de un funcionario público como lo es el procurador auxiliar ambiental, te das cuenta de que no hay voluntad para dar una respuesta.