Nacional

Censos imaginarios y pobladores fantasmas

*** Peñas que quieren convertir en islas son inhabitables y las utilizan ocasionalmente pescadores transeúntes de diversas nacionalidades, dice doctor Argüello *** Línea invocada por país vecino nunca ha existido, y lo único real es la delimitación terrestre que se resolvió con el laudo del Rey de España en 1906 *** Nunca hubo reclamo antes de 1979, y Ley del Mar señala que debe demarcarse con resultado equitativo para las partes

Vladimir López

El agente de Nicaragua en La Haya, doctor Carlos Argüello, salió al frente de la falacia de Honduras al señalar que unos pequeños cayos ubicados cerca de Puerto Cabezas, donde ningún ser humano podría sobrevivir por más de 15 días, los quieren convertir en islas ante la Corte de La Haya, al inventar que son habitados por pobladores hondureños, con el claro objetivo de sustentar su afán expansionista y arrebatarle territorio marítimo a nuestro país.
El doctor Argüello, quien ayer martes se comunicó con una emisora de Managua, precisó que Honduras, prácticamente en los años 90, “inventó” para confundir a los magistrados de la Corte Internacional de Justicia, que en unos pequeños cayos ubicados a unos 50 kilómetros de distancia de Puerto Cabezas --“los cuales han tenido una pobre ocupación y muy ocasional por parte de pescadores transeúntes--, existen pobladores hondureños.
“Esos son unos cayos pequeños, donde el más grande de ellos puede medir el tamaño de un campo de fútbol. Están situados en una zona de huracanes y son azotados por lluvias fortísimas durante seis meses al año. Están, prácticamente, a dos o tres pies sobre el nivel del mar, por lo que allí no puede vivir nadie en forma permanente. Nunca ha habido viviendas”, aseguró el doctor Argüello.
Sostuvo que el territorio de un Estado no se adquiere “porque se mande a unos pescadores a estar allí presentes cuando llegue un periodista o llegue alguna persona. Como digo, esos no son lugares que puedan permitir habitación permanente. Nadie puede estar en un islote de ese tamaño, metido en alta mar, en una zona de huracanes y de lluvias fortísimas seis meses al año. Eso es imposible”.
Hasta censos imaginarios
Asimismo, el doctor Arguello indicó que Honduras ha inventado legislación para esos cayos, “incluso ha levantado censos imaginarios de pobladores en esos lugares que son absolutamente inhóspitos”.
Destacó que en esos cayos lo que ha habido es una ocupación parcial de pescadores nicaragüenses, “igualmente deben de haber habido pescadores hondureños, jamaiquinos y de todos lados en esa zona, que ha sido de tránsito, pero no existe ninguna actuación de soberanía contundente de parte de Honduras, ni mucho menos antes de los años 80. Todo eso ha sido una ficción que ellos han venido levantando en esta época”.
Honduras no tiene nada en concreto
Argüello detalló que la demanda de Nicaragua contra Honduras en la CIJ, contempla la discusión de los espacios marítimos y la diferencia de criterios sobre la delimitación, porque el gobierno de Tegucigalpa alega que la frontera marítima se establece en el paralelo 15, el cual sale básicamente de la boca del río Coco hacia el Caribe en línea Este.
“Según ellos, esa es la línea tradicional que existe desde la época de la Colonia. La posición nuestra, la posición de Nicaragua, es que esa línea nunca ha existido. Nicaragua siempre ha negado que hay delimitación, porque nunca la ha habido”, dijo.
El jurista explicó que “lo único que ha habido allí es una delimitación terrestre, es decir, lo que se resolvió con el laudo del Rey de España en 1906 y que luego resolvió la Corte Internacional en 1960. Nunca se delimitó la parte marítima, y la posición de Nicaragua es de que eso está pendiente de delimitación”.
Aseguró que Honduras no ha presentado ante la CIJ ni una sola prueba concreta ni contundente. “Ellos han estado reiterando, ahora que les ha tocado el turno, que siempre había existido una línea de delimitación, y que fue con el gobierno de 1979 que Nicaragua cambió, y eso es absolutamente falso”.
Reclamos después del 79… ¿Por qué será?
Argüello sostuvo que Honduras en la época anterior a 1979 nunca se atrevió a alegar que la línea de delimitación corría por el paralelo 15, “y esa es una de las cosas que nosotros les hemos dicho muy claramente a ellos”.
Incluso, reveló Argüello, que el canciller de Nicaragua de 1977, cuyo nombre no dijo, le ofreció a Honduras negociar un acuerdo para delimitar esas aguas, y que Honduras lo aceptó ese mismo año sin ninguna condición.
“Fue después de 1979 que la posición de Honduras cambió, creyó que era el momento propicio para ver qué podía sacarle a Nicaragua y, por primera vez, después de 79, inventó que ya existía un límite que ellos dicen tradicional, que pasa por el paralelo 15. Nicaragua siempre ha dicho que eso no es cierto”, manifestó.
El principio de equidad
El jurista nicaragüense reafirmó que Nicaragua demanda una sentencia basada en el principio de equidad, y sustentó esa solicitud explicando que de conformidad con el derecho internacional, “cuando no existe una delimitación entre los estados, lo único que dice la Ley del Mar es que debe delimitarse de conformidad con el derecho internacional, y que debe dar un resultado equitativo para las partes”.
Confió que cuando Nicaragua presentó la demanda se consultó con expertos en la materia, concretamente con técnicos hidrógrafos del Reino Unido, que es una dependencia del Ministerio de Defensa del Reino Unido, “para ver cuál sería la línea que pudiéramos pedir razonablemente y ellos trazaron una línea, que es la que nosotros presentamos y demandamos ante la Corte”.
¿Presentan documento firmado por Alemán?
Mientras tanto, ayer martes en Honduras se conoció que el equipo jurídico de ese país presentó como prueba ante la CIJ, un documento supuestamente firmado por el ex presidente Arnoldo Alemán, donde --según los hondureños-- éste reconoce como frontera marítima el paralelo 15.
Sin embargo, en la Cancillería nicaragüenses negaron que exista tal documentación, mientras que Leonel Téller, ex embajador de Nicaragua en Holanda y vocero del Partido Liberal Constitucionalista, partido al que pertenece el ex presidente Alemán, negó rotundamente que exista tal documento, y calificó la información como otra falacia más del gobierno de Honduras.