Nacional

Surgen recontra acusaciones por caso de abusos sexuales


Lesber Quintero

ISLA DE OMETEPE
Las denuncias de acoso y abusos sexuales formuladas en contra del edil de Altagracia, Crescencio Ruiz Oporta, ha ocasionado que a luz pública salgan nuevas acusaciones.
Por un lado, la secretaria de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Marta Lorena Arce, se quejó de que la Policía no procedió cuando era agredida el pasado sábado en su casa por simpatizantes del alcalde, la cual más bien protege al edil.
En tanto, Pedro Pablo Cruz, trabajador de la alcaldía de Altagracia, confirmó que su cónyuge Irma Barrios acusó ante la Policía a Arce y a un hijo de éste por el supuesto delito de violación en perjuicio de una hija de ellos que tiene 15 años, y que al quedar embarazada “Arce la trasladó a Managua para que abortara”, dice parte de la acusación.
Cierto o no, ambos casos ya están en manos de la Policía, y en la denuncia de Arce señala que el sábado un grupo de 150 personas que desfiló por el centro del municipio de Altagracia para respaldar al edil, llegó frente a su casa y aparte de insultarla, amenazó de muerte a su hijo José Jacobo Lezama Arce, de 16 años, “pero, además, le dieron una pedrada en el brazo derecho y ahora mi niña de 10 años anda toda nerviosa”, explicó Arce.
Arce aseguró que esto no la detendrá en sus investigaciones sobre los supuestos casos de abuso sexual, y según ella llegará hasta donde las víctimas se lo pidan, pese a que está claro que las madres de las adolescentes que dijeron haber sido abusadas están del lado del edil.
A la vez, minimizó la acusación que formuló la señora Barrios, y dice que todo es para tratar de desviar las denuncias contra Ruiz Oporta. “¿Cuál es el alboroto, si más bien mi hijo le dijo a esta muchacha que se viniera a la casa y ella le dijo que hasta que tuviera el niño se venía?”, dijo.
En la denuncia que hay contra Arce y su hijo, se detalla que una hija de 15 años de la señora Barrios y Pedro Pablo Cruz, llegó a trabajar a la casa de Arce, que ahí la enamoraba Andrés Antonio Lezama Arce, de 20 años, y que ahí fue embarazada por éste.
Posteriormente se menciona que Arce, al conocer del embarazo, trasladó a la joven de iniciales YCR a Managua, para hacerla abortar, pero ésta se negó y regresó a la Isla de Ometepe. Ante tal denuncia, la señora Arce y su hijo negaron esta versión.
“Yo estuve con ella como en dos ocasiones, y cuando salió embarazada yo le dije que se viniera a la casa, pero no quiso, no sé por qué ahora salen con que fue violación”, dijo el joven Andrés Antonio.