Nacional

Madre confirma que su hija vive con edil

* Escándalo sigue en Ometepe, y lo último fueron las amenazas de muerte y el apedreamiento de la casa de procuradora de Derechos Humanos *9 Otras muchachas sostienen su denuncia y lamentan que sus progenitoras no las apoyen

Isla De Ometepe
El edil de Altagracia, Crescencio Ruiz Oporta, acusado de haber abusado y acosado sexualmente a seis jóvenes de su municipio, recibió el respaldo de la madre de una de las víctimas, quien señaló que su chavala se metió a convivir con el ahora edil desde que tenía 14 años, y que aún conviven porque se quieren y es gusto de ellos.
Dicha versión salió de la señora Esperanza Cabrera, de 42 años, y fue respaldada por su hija a la que identificaremos sólo como Oralia, y quien en la actualidad tiene 17 años, y junto a su madre pidió a la PDDH no seguir levantando acusaciones en contra de Ruiz Oporta.
Lo extraño en este caso es que Oralia fue una de las que decidió acusar al edil, pero la explicación que ahora dio a EL NUEVO DIARIO es que no sabía para qué le llegaron a pedir información del caso, y que tampoco sabía que se haría público.
“Soy cómplice, pero nada que ver…”
“Pero todo esto es falso, mi hija convive con don Crescencio desde hace tres años, y yo la veo como una relación normal entre una pareja, ella convive con él y yo soy cómplice, pero nada qué ver.
En este caso todo es normal y cada quien se defiende a como pueda”, explicó la señora Cabrera desde el porche de su humilde casita, en la cual a simple vista se nota la pobreza en que vive.
Tras estas palabras, la madre reveló que el amor de su hija y el edil es tal, que cada vez que “don Crescencio sale del país pasa despidiéndose de ella y le deja dinero, tal como sucedió ahora que se fue a Holanda”, comentó.
La versión de la señora Cabrera coincide con las investigaciones de la secretaria de la Procuraduría de Derechos Humanos, Marta Lorena Arce, quien señala que en la mayoría de los casos las madres son sabedoras de los abusos a las que fueron sometidas sus hijas, “pero por temor a que les quiten el terreno en el que les dieron dónde vivir u otros tipos de ayuda o dinero en efectivo, tienen miedo a denunciarlo y apoyar a sus hijas”.

Dos hermanas entre las víctimas
Eso pareciera confirmarse con las declaraciones de la joven María Victoria Ortiz, de 20 años, quien al igual que su hermana Guillermina, de 18, son parte de las que interpusieron la acusación, pero según María Victoria, su mamá no las deja exponer el caso en Managua y tampoco las respalda, “porque nos dice que si nos metimos a vivir con Crescencio fue por nuestro propio gusto”.
Por su parte, la joven Anielka Lisseth González confirmó que fue acosada por el edil cuando trabajaba en la Alcaldía como cajera, y hasta aseguró que fue obligada a renunciar porque nunca se le entregó al alcalde.
“Él me proponía que fuéramos a Managua, y como no le hice caso se molestó, porque quería que nos quedaros durmiendo en la capital, que ahí nos íbamos a divertir, pero como no le hice caso salió conque faltaban 92,931 córdobas, y por eso me obligó a renunciar en diciembre de 2005, y es la fecha y aún no me ha pagado los últimos tres meses ni las prestaciones sociales”, comentó.
Por su parte, Ruiz Oporta continúa señalando que todo es falso, y que es un montaje político de quienes se oponen a sus proyectos, “y vamos a descubrir a quienes estén detrás, porque no sólo me están afectando a mí, sino también a mi familia, al gobierno municipal y al FSLN, y ella va atener su merecido”, explicó, al referirse a la secretaria de la PDDH, Marta Lorena Arce, quien ha estado al frente de las investigaciones desde hace dos meses.
En tanto, Arce comentó que es falso que algún empresario la esté financiando para llevar estas investigaciones, y se quejó de amenazas de muerte que le llegaron a realizar el sábado hasta su casa, la cual fue pintada por unas “150 personas que hicieron una marcha para respaldar a Crescencio Ruiz, pero me vinieron agarrar a pedradas la casa, a pintarme la pared con insultos y a amenazarme a mis hijos”, explicó, tras señalar que este nuevo caso lo denunciará en las debidas instancias.