Nacional

Falla “oscura demanda”contra la Zona Franca

* Tribunal de Apelaciones de Managua evita que se echen a la bolsa más de cinco millones de dólares

Eloisa Ibarra

Las pretensiones de la empresa Salud Progresiva S.A., de echarse a la bolsa más de cinco millones de dólares, utilizando una “oscura demanda civil”, quedaron abortadas por el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM).
Los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) ordenaron archivar la demanda que por más de cinco millones de dólares interpuso la empresa Salud Progresiva S.A., contra la Corporación de Zonas Franca en 2005.
El magistrado Gerardo Rodríguez, presidente de la Sala, afirmó que “se terminó el Estado botín” que venían practicando algunos empresarios con demandas en contra de instituciones del Estado, que en algunos casos no defendían adecuadamente sus bienes.
Rodríguez explicó que el representante legal de la empresa Sociedad Progresiva S.A. había interpuesto en la vía ordinaria y ante un Juzgado Civil, una demanda “con acción de pago de incumplimiento de contrato de daños y perjuicios”, la cual no existe en la legislación nicaragüense.
En primera instancia, según el expediente, la juez Sexto Civil de Distrito, Soraya Sánchez, declaró sin lugar las excepciones dilatorias interpuestas por el representante legal de la Zona Franca, a inicios de la demanda en 2005.
La Zona Franca alegaba las excepciones por considerar que al representante legal de Sociedad Progresiva S.A. no había acompañado el poder legal para comparecer y que la demanda era oscura. La juez Sánchez rechazó en junio de 2006 las excepciones, de lo cual apeló la Zona Franca.
Según la sentencia del TAM, el presupuesto procesal de la demanda no se cumplió al pretender la tutela de un derecho al pago de suma de dinero por el incumplimiento de un “contrato de daños y perjuicios” inexistente en la legislación.
Además, según la sentencia, el demandante no especifica la fecha y lugar de celebración de tal contrato, y por el contrario más bien hace referencia a un “contrato de Arrendamiento del Edificio de los 100 conocidos como Edificio María Dolores Cardenal”.
“El demandante dice desconocer un documento base de una licitación, lo que hace que la demanda sea oscura e ininteligible, incumpliéndose con el presupuesto procesal de la determinación de la pretensión procesal, por lo que no queda más que declarar con lugar la apelación por oscuridad en la demanda y ordenar al juez el archivo de las diligencias”.