Nacional

Bolaños no acudirá a cita de la Contraloría

* Continuará investigación contable de “gastos confidenciales”

Luis Galeano

El ex presidente de Nicaragua Enrique Bolaños no asistirá mañana, miércoles, a la cita que le habían hecho los contralores colegiados para que rindiera una declaración relacionada con los gastos confidenciales de la Presidencia, de los que se ha comprobado que gastó 6.1 millones de córdobas entre 2004 y 2005.
Así lo hizo saber a los fiscalizadores el mismo ex gobernante a través de una carta fechada el pasado 10 de marzo, en la cual les informa que asuntos relacionados a la salud de su hijo en Estados Unidos, le impedirá sentarse frente a frente con los auditores y responder a las preguntas.
“Hoy sábado 10 estoy saliendo hacia Dirham, Carolina del Norte, a atender un llamado urgente acerca de una crisis más en la delicada salud de mi hijo Javier, quien se encuentra en el ‘Duke University Hospital’, recibiendo atención médica a su padecimiento de leucemia”, dice la misiva del ex mandatario fechada el pasado sábado 10 de marzo.
No sabe cuánto tardará
Pero no sólo eso, Bolaños afirma en su carta que no sabe cuándo regresará al país, aunque estima que será pronto. “No sé cuánto (tiempo) durará mi ausencia, pero calculo que será de pocos días. No podré, pues, atender la correspondencia durante los días que dure mi ausencia”, concluye el escrito.
La Contraloría General de la República (CGR) realiza una auditoría en las cuentas de la Presidencia, cuyos hallazgos revelan que Bolaños utilizó 6,112,280 córdobas de los gastos confidenciales en 2004 y el primer semestre de 2005, para pagar servicios básicos de su casa, cubrir gastos médicos para tratar una desintoxicación alcohólica del diputado de ALN Augusto Valle, otorgar préstamos personales y financiar viajes al exterior --sin justificación-- con todo y viáticos.
El pasado 25 de febrero, EL NUEVO DIARIO publicó un amplio reportaje en el que dio los pormenores de los gastos confidenciales que realizó Bolaños con esas partidas, y que se ha comprobado fueron para asuntos particulares que nada tienen que ver con su trabajo en la Presidencia.
Bolaños solicitó el 06 de marzo a los contralores que le hicieran el favor de mandarle por escrito las preguntas que le harán en la auditoría que practican a los gastos confidenciales que sumaron 6.1 millones de córdobas durante su gestión, petición que fue rechazada por los colegiados, porque ningún funcionario debe tener privilegios.
Ya hizo lo mismo en el caso de Delgadillo
Pero las ausencias de Bolaños a las citas de los contralores por asuntos relacionados con la salud de sus familiares no son nuevas. El pasado 6 de febrero cuando los contralores le informaron que el ex director del Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos (INEC) Néstor Delgadillo, les remitió información que demuestra que el ex mandatario autorizó los préstamos que utilizó de la entidad para asuntos personales respondió:
“Siento informarles que en la carta que ustedes me remiten (30 de enero 2007) no se encontraba adjunta la mencionada copia (de la información de Delgadillo) y que por lo tanto, no puedo dar respuesta a la pregunta que ustedes me hacen referente al contenido de esa carta”.
“Les informo que pasado mañana, jueves, saldré para Estados Unidos en compañía de mi señora, donde permaneceré unas tres semanas atendiendo problemas de su salud”.
Auditoría seguirá
El contralor Guillermo Argüello Poessy indicó que aunque el ex gobernante no se presente a brindar su declaración, la auditoría continuará, porque no pueden esperar a que él tenga tiempo de atenderles debido a que ellos tienen un plan de trabajo que se debe cumplir.
“Si él (Bolaños) dice que no puede venir, pues nosotros seguiremos con nuestro trabajo, porque lo único que estamos haciendo, citándolo a la Contraloría, es dándole la oportunidad de que nos aclare algunas cosas o que nos diga lo que tenga a bien, pero si no puede por asuntos personales, pues ni modo, seguimos”, dijo Argüello.