Nacional

“Buen cuerpo, guapa y que no sea ‘plana’”

*** Directora de “Silhuetas” dice que estamos fuera del “boom” de recontraflacas porque no tenemos trabajo real de pasarelas *** Otro director asegura que les hace dieta con equivalencia de peso, edad y estatura, para que tomen conciencia y se vean saludables

En busca de la silueta perfecta, la anorexia ha sido para muchas modelos el karma ante el cual se han encontrado tras seguir una “prisión” alimenticia que generalmente culmina con la muerte.
En Nicaragua el fenómeno se ha mantenido distante. EL NUEVO DIARIO consultó a algunos directores de agencias de modelos nacionales, y la mayoría coincidió en que el principal parámetro de ingreso es una apariencia saludable que se traduce en poseer buena figura y buen rostro.
“En Nicaragua no hay esas exigencias en las modelos en cuanto a su peso y cuerpo, ya que aquí se tiende a buscar modelos bonitas o que representen al prototipo de mujer nicaragüense”, destacó Karen Celebertti, directora de Agencia Silhuetas.
Celebertti agregó que otra razón por la que Nicaragua está fuera de este “boom” de modelos anoréxicas, es porque en la tierra pinolera no existe un trabajo real de pasarela… “No hay una producción de pasarela, aquí lo que se realiza es modelaje de vestuario de tiendas, o en algunas ocasiones los diseñadores realizan un desfile, pero siempre tomando en cuanta el cuerpote de la modelo nicaragüense”.
Prefieren modelos con personalidad
Karen también expresó que en el caso de Agencia Silhuetas los principales requisitos de las modelos es que deben tener buen cuerpo (delgadas, pero proporcionadas), con mucho carisma y personalidad, porque ellas hacen trabajos promocionales para diferentes empresas del país.
“Al cliente le gustan las modelos simpáticas, de rostro bonito, que sean agradables y extrovertidas, ya que eso es lo más importante para ellos”, dijo.
Casos en Guatemala
“En 1991 y 1993 se me murieron dos modelos en Guatemala a causa de anorexia y bulimia, una presentó problemas de equilibrio, se mostraba distraída y sin deseos de comer, mientras la otra sangraba de las encías y únicamente tomaba agua caliente y comía lechuga, se auto recetaba dietas y vomitaba todo, al morir, la autopsia demostró una intoxicación por la sangre que tragaba”, cuenta Maxwell West, director de la Agencia Imperio’s Management Nicaragua.
West comenta que a raíz de esto tomó un curso de nutrición de dieta, y a todas las modelos que ingresan a la agencia les hacen una equivalencia de peso, edad y estatura, esto para que ellas tomen en cuenta que las exigencias normales es que se vean saludables.
“Se les inculca que para que las puedan contratar deben verse bellas y saludables. La vanidad las obliga a que se vean bonitas, pero la supervisión en la dieta es clave para la agencia”, continúa el director de Imperio’s Management Nicaragua.
Luisa Ortega, modelo y dueña de la agencia Top Model VIP, coincide con esa postura. “Pido que sean delgadas, pero hermosas. Hasta el momento no se me ha presentado ningún problema de anorexia, siempre les aconsejo que deben alimentarse nutritivamente, desayunar como un príncipe, almorzar como un rey y cenar como un mendigo, para mantener un balance y que se vean saludables”.
El ojo de la moda
Los expertos de la moda están totalmente en contra de las modelos anoréxicas para lucir sus diseños.
Kelly Molina, diseñador joven, aseguró que a él no le gustan las modelos flacas, por el contrario, le gusta que sus vestidos los exhiba alguien con una buena silueta… “la mujer que modela mi ropa debe tener buen cuerpo, ya que al final quienes compran mis diseños son mujeres con ese tipo de cuerpo y no anoréxicas”.
Añadió que él como diseñador nicaragüense está seguro de que en nuestro país no hay problemas de mujeres ultradelgadas o en todo caso anoréxicas, ya que predomina la mujer latina y de buena figura.
Molina aclaró que lo ideal es que la modelo sea extremadamente delgada, ya que así a la hora de mostrar el diseño, el punto focal es el vestuario y no la modelo, porque cuando la mujer es espectacular, lo que menos se ve es el vestido.
La belleza es lo primero
“En primer lugar, deben tener belleza, aunque no sean precisamente delgadas. Se ha manipulado a nivel internacional la presencia de modelos flacas, pero lo importante es que se vea saludable, con buena masa muscular. Cuando uno dibuja un diseño lo hace pensando en una modelo flaca, pero esto pensando en la idea del vestido no de la modelo, y está en dependencia del tipo de ropa. Debe haber un balance entre la modelo y su habilidad en la pasarela, para que sea invisible ante el público y luzca bien el vestido”, comenta Vicente Castellón, diseñador de modas.
Por su parte, la también diseñadora Jessenia Velásquez comenta que selecciona modelos con un mínimo de 1.74 m de estatura, delgadas pero saludables, “una mujer marchita y demacrada no es óptima para lucir en una pasarela. Es importante que se luzca el vestido y sea neutral”, expresa.
¿Qué opinan las modelos?
Sharon Amador, modelo con 10 años de trayectoria, quien ha lucido vestuario de diseñadores nacionales e internacionales, afirma que en lo personal nunca ha tenido problemas de peso o de exigirse adelgazar, ya que ha sido de naturaleza delgada, pero de buena figura.
“El caso de las modelos nicaragüenses es diferente al que pasan las modelos europeas, ya que la mujer latina no puede ser ‘plana’, aquí las agencias no te exigen bajar de peso, la única vez que tuve que adelgazar fue cuando iba a participar en Miss Nicaragua”, afirmó.
Diseñadores internacionales sí exigen
Sharon nos comentó que en una ocasión se realizó en nuestro país una pasarela internacional con la participación del reconocido diseñador Nicolás Felizola, quien llamó la atención a algunas modelos para que bajaran un poco de peso, sin embargo, no algo extremo, sino un poco.