Nacional

Quieren acabar con tortuga verde


Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN

A pesar que el pasado primero de marzo entró en vigencia por cuatro meses la veda de la tortuga verde, todo parece indicar que en esta parte del territorio nacional esa ley no se aplica, ya que a casi diez días de iniciada la veda la carne de tortuga continúa vendiéndose en los mercados y barrios de Bilwi.
Rosalía Gutiérrez, delegada del Marena, dijo que lo que están haciendo es darle un poco más de tiempo a los destazadores, que desde antes que entrara la veda ya tenían varios animales para comercializar su carne, y por eso les ampliaron el periodo, para que se deshicieran de las tortugas.
A pesar de eso, muchos expendedores de carne de tortuga nunca acaban con la existencia que tenían porque todos los días están comprando, y no es posible poder establecer un debido control del ingreso de este recurso marino que se encuentra en vías de extinción.
Para poder hacerle frente a la caza, transporte y comercio ilegal de la tortuga verde, se creó una comisión conformada por la alcaldía, la Secretaría de Recursos Naturales del Gobierno Regional, el Marena, la Policía, la Fuerza Naval e Inpesca, con el fin de que todos puedan desarrollar un buen trabajo, sin embargo, la comisión ha sido infuncional y ha dejado todo el trabajo a la Fuerza Naval, que dice que no puede combatir sola, manifestó el capitán de corbeta José Marín, jefe de Capitanía de Puertos.
En días pasados efectivos de la Fuerza Naval decomisaron en el propio muelle seis tortugas a pescadores de Awastara y después las liberaron, a pesar que la misma delegada del Marena quiso perdonar a los pescadores, uno de los cuales le propinó un golpe con el puño al Inspector de Pesca de la alcaldía al llegar al muelle.
En esta ciudad son sacrificadas unas treinta tortugas a diario, sin incluir las que se destazan en las comunidades de los litorales, que podrían sumar otras 30.
En los mercados de Bilwi la libra de carne de tortuga se vende a 10 ó 15 córdobas, depende del vendedor, y en los municipios la libra oscila entre los 18 y 22 córdobas.
Una tortuga comprada en el muelle a pescadores tiene un precio entre 300 y 450 córdobas, según su tamaño, las más grandes pueden pesar más de 200 libras.
Las autoridades regionales, junto al Ministerio de Recursos Naturales, han hablado de regular la caza de tortuga para exigir que cada velero traiga no más de 12 animales, y prohibir la salida de la carne a los municipios, pero eso está en veremos.