Nacional

Nicaragua busca posición justa con Fenosa

Unión Fenosa justifica los racionamientos de electricidad alegando que no se le permite subir las tarifas, pero aclaró que existe disposición de las autoridades para solucionar el conflicto.

El gobierno quiere alcanzar una "posición justa" para Unión Fenosa y para los nicaragüenses en el conflicto que opone al ejecutivo de Daniel Ortega y a la tercera empresa eléctrica española, afirmó el viernes en Madrid el canciller Samuel Santos.
Sostuvo que su gobierno "no está satisfecho" con el comportamiento de Unión Fenosa, que justifica racionamientos de electricidad alegando que no se le permite subir las tarifas, pero aclaró que existe "disposición de las autoridades para solucionar" el conflicto.
En el marco de las reuniones que las partes están manteniendo, "se tiene que encontrar una posición justa para ellos y para el pueblo de Nicaragua", puntualizó Santos durante un encuentro con la prensa en la madrileña Casa de América.
Las declaraciones del canciller, que cumple una visita de dos días a Madrid, se producen días después de que el presidente Daniel Ortega, denunciara que el embajador de España, Jaime Lacadena, asistió a las reuniones celebradas entre el gobierno y Unión Fenosa, en las que "amenazó con que esto (el conflicto) puede afectar la cooperación española".
La legación diplomática negó "de manera rotunda" que se haya condicionado la ayuda española a Nicaragua. Santos se reunió con su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos, quien subrayó las "buenas relaciones bilaterales" entre ambos países y la "madurez democrática del pueblo nicaragüense" en las pasadas elecciones presidenciales que dieron el triunfo al sandinista Daniel Ortega, indicó la cancillería española en una nota, sin mencionar si abordaron el conflicto con Unión Fenosa.
"Moratinos subrayó el impacto positivo que la inversión extranjera, en el marco de la seguridad jurídica, tiene en el desarrollo económico y social de los países y manifestó el indiscutible potencial de Nicaragua para las empresas españolas", se limitó a indicar el mismo comunicado.
El Estado nicaragüense cuestiona la calidad del servicio de distribución de Unión Fenosa, presente en ese país desde el año 2000, y la acusa de incumplir los términos de su contrato.
La empresa eléctrica española alega pérdidas económicas en Nicaragua por el fraude de grandes consumidores. Más de 50 ONG's nucleadas en una campaña titulada "La irresponsabilidad social de Unión Fenosa. Nicaragua a oscuras", pidieron el miércoles al gobierno español que no presione a su par nicaragüense para "favorecer" a esa compañía eléctrica "tal como lo hizo con Repsol" en Bolivia.