Nacional

Acuerdos son buenos, pero hay que cuidar pagos

* Ex viceministro de Finanzas considera que arreglos son de suma importancia para Nicaragua, aunque pueden causar efectos indeseados en la economía * En el caso de refinería y plantas dijo que se puede crear inflación transitoria, y pidió revisar si esa energía viene cara o barata

Ervin Sánchez

Los acuerdos de cooperación entre Nicaragua y Venezuela son de suma importancia para el país, pero requieren de un manejo prudente para que no causen, aunque sea temporalmente, algunos efectos indeseados en la economía nacional, como un poco más de inflación y endeudamiento no manejable, destaca el economista y abogado René Vallecillo.
Consultado por EL NUEVO DIARIO, Vallecillo explicó que las inversiones, incluyendo las compras gubernamentales de combustibles, crearán endeudamiento, y eso se tiene que incluir en el Presupuesto de la nación, lo que consideró que requerirá de reformas presupuestarias, incluyendo si es donación o préstamos, como en el caso de las vacunas o los paquetes para escuelas, puesto que impactan en los gastos de la nación.
Recordó el economista y ex viceministro de Finanzas, que uno de los indicadores del Fondo Monetario Internacional (FMI) para tener un acuerdo con ellos, es que el nivel de endeudamiento del país esté en relación con la capacidad nacional de pago, y que además sean altamente concesionales. El alto nivel de concesionalidad lo dan los términos en que se contrata un préstamo, y en el caso de los acuerdos logrados con Venezuela, los préstamos los cumplen porque son a 40 años plazo, con un período de gracia y a bajas tasas de interés

Deuda crecerá
El nivel de endeudamiento de Nicaragua anda por el 130 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), pero con 430 millones de dólares de préstamo, la deuda crecerá adicionalmente en uno o dos años entre un ocho y diez por ciento, recordó el ex viceministro de Finanzas.
El valor del Producto Interno Bruto de Nicaragua asciende a unos US$5,500 millones de dólares, y de acuerdo con Vallecillo, el país, en libros, debe aún cerca de US$7,000 millones en deuda total externa e interna, o sea, un 130 por ciento, por lo cual, en términos de uno o dos años, el endeudamiento del país crecería alrededor de ocho a 10 por ciento.
Vallecillo sostiene que aun cuando los acuerdos suscritos por Nicaragua en los últimos tiempos podrían beneficiar a la economía nacional, es necesario tener cuidado con la capacidad económica y la posibilidades de pago sin afectar la economía ni los bolsillos de los nicaragüenses.
Afirmó, por otra parte, que en el manejo de grandes proyectos que están fuera de la capacidad del país, como en el caso de poner una refinería o más plantas de energía, habrá que revisar si esa energía viene cara o barata, habrá que revisar tarifas hacia abajo o hacia arriba.

Estado debe cuidar su capacidad de pago
Respecto del caso de grandes inversiones en las cuales se requiere mucho insumo nacional, mano de obra y más energía, eso puede traer como efecto mayor demanda que oferta, lo que podría tener ciertos efectos inflacionarios, aun cuando sean de manera transitoria
Aseguró, sin embargo, que la creación de proyectos toma su período de maduración para que sean sostenibles y pagables, como una refinería de US$2,500 millones, que es necesaria para Nicaragua, pero hay que ir poco a poco para que la economía no sufra una situación de falta de capacidad de pago.
Por otra parte, manifestó que los dos tratados ya firmados, tanto con Estados Unidos como con Venezuela, son complementarios, y agregó que incluso lo será el acuerdo de asociación con la Unión Europea o con el Caricom, conformado por las naciones del Caribe, debido a que Nicaragua no debe estar amarrada a un solo mercado y se tiene que diversificar.