Nacional

Honduras intransigente frente a propuesta nica


Vladimir López

El ministro de Relaciones Exteriores de Honduras, Milton Jiménez Ponce, consideró que la solicitud del equipo jurídico de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de que se emita una sentencia “de conformidad con el principio de equidad” no puede ser aceptada, y reiteró la intención expansionista de ese país de extender su frontera marítima hasta el paralelo 15.
El canciller catracho, quien el martes anunció que el fin de semana viaja rumbo a La Haya, Holanda, para seguir de cerca todos los pormenores de la fase oral del juicio entre Nicaragua y Honduras por la delimitación de la frontera marítima en el Mar Caribe, rechazó cualquier fallo que no responda a sus intereses, “porque Honduras no puede bajo ninguna circunstancia rebajar sus espacios geográficos, terrestres y marítimos”.
Desde el lunes, cinco de marzo, Nicaragua y Honduras se enfrascan en la fase oral, que es la última fase de la demanda que el gobierno de Managua interpuso contra Honduras, luego de que el Parlamento catracho ratificara un tratado marítimo con Colombia, estableciendo como frontera el paralelo 15 y no el paralelo 17, cercenándole a Nicaragua un territorio superior a los 130 mil kilómetros cuadrados.
Honduras alega tener posesión sobre el paralelo 15 al norte del Mar Caribe, en supuesta base legal y jurídica, mientras que la posición central de Nicaragua se resume en que el mar territorial, la plataforma continental y la zona económica exclusiva de ambos países en el Mar Caribe, debe ser establecida de conformidad con el principio de la equidad y las circunstancias relevantes reconocidas por el Derecho Internacional en general y el Derecho del Mar en particular, así como por los principios que son aplicables al establecimiento de fronteras marinas.

Aceptaría arreglo, pero sobre paralelo 15
De acuerdo con las informaciones procedentes de Tegucigalpa sobre la posibilidad de que surja algún arreglo extrajudicial sobre el paralelo 16, el canciller Jiménez expresó que oficialmente no se le ha comunicado nada, “todo es pura especulación, sin embargo, si así fuera, estamos dispuestos a escucharlos y a analizar sus propuestas, pero sobre el paralelo 15”.
“Tenemos argumentos sólidos que están amparados por el derecho, la historia, los documentos y por los ejercicios soberanos; no puede haber solución salomónica sobre el paralelo 16, porque Honduras no puede, bajo ninguna circunstancia, rebajar sus espacios geográficos, terrestres y marítimos”, reiteró el canciller Jiménez Ponce.

Pacifistas
Sobre los efectos que podrían tener las declaraciones del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, durante la cumbre de Guyana, de que Honduras destruya los aviones F-5 a cambio de la destrucción de los misiles Sam-7, Jiménez expresó que “somos pacifistas, y que no creo que los mismos generen un conflicto”.
“Honduras tiene una posición pacifista y de hermandad con todos los países de Centroamérica; nosotros no creemos que haya ambiente de ningún tipo de conflicto en la región”, sostuvo el canciller.