Nacional

Detectan otras quince mil minas en el norte del país


Vladimir López

El proyecto de la creación de una Escuela Internacional del Desminado en Nicaragua, prevista para el presente año, podría pasar a un segundo plano debido a que se han detectado por lo menos 15 mil minas más en la zona norte del país, y lo prioritario sería la destrucción de esos artefactos, reveló el Inspector General del Ejército, general Ramón Calderón Vindell.
Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional del Desminado del Ministerio de Defensa, Juan Umaña, informó que el programa de destrucción de las minas, previsto para concluir el presente año, necesariamente se tiene que ampliar hasta 2008, y que para ello se necesitan entre tres y cinco millones de dólares.
“El programa tiene actualmente un costo que oscila entre 800 mil y un millón de dólares por cada frente de operaciones”, dijo, tras informar que se reunirán con delegados de los países donantes para sensibilizarlos sobre la necesidad de seguir apoyando el Programa Nacional del Desminado, y que posteriormente esa campaña se trasladará a nivel internacional aprovechando la reunión de la Convención de Ottawa que se realizará en Ginebra en el mes de abril
Umaña, quien a su vez se desempeña como delegado administrativo de la presidencia para el ministerio de Defensa, precisó que las 15,000 minas antipersonales han sido detectadas en Jinotega, Nueva Segovia y un sector de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.
Destacó que el Programa Nacional del Desminado ha gastado más de 35 millones de dólares, donados por los países nórdicos, Estados Unidos y Japón, en la destrucción de 145,000 minas diseminadas en todo el territorio nacional.
En tanto, el general Calderón sostuvo que si se consiguen los recursos el Programa Nacional del Desminado concluiría su misión para el próximo año, de lo contrario el mismo se tendría que ampliar para 2009 y hasta 2010.
Manifestó que hasta el momento se tienen unas 23,500 minas pendientes, que para este año se ha planificado destruir 15,500, y que el próximo año quedarían pendientes unas ocho mil.
“Sin embargo”, expresó, “hay afectaciones este año ante la falta de recursos. Sólo podríamos destruir unas 12,500, y se nos incrementaría el trabajo para el futuro”.
Manifestó que el Ejército también buscará recursos con países como Francia, Alemania y otros de la Unión Europea, naciones que en años anteriores han brindado el apoyo.