Nacional

Plan Playa, de invierno y contra incendios forestales

** Se cubrirán 420 kilómetros de costas ** Esperan a medio millón de personas en los balnearios

Tania Sirias

Con la visión de enfrentar los desastres desde una perspectiva de gestión y riesgo, el jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, coronel Mario Perezcassar, presentó los planes que efectuarán para combatir los incendios forestales, apoyar los planes Playa e Invierno, con el fin de brindar una respuesta oportuna a la población.
Perezcassar afirmó que desde hace cinco años vienen desarrollando el Plan Forestal, donde el objetivo principal es la organización de los comités municipales a través del Sinapred y otras instituciones del Estado. Nueva Segovia es la zona que representa mayor vulnerabilidad ante incendios forestales, ya que en ella están localizadas 420 localidades y abarca más de 128 mil hectáreas en peligro.
La segunda zona de peligro es Occidente, que abarca Cosigüina, El Sauce, Achuapa, Cerro Negro y Telica. La tercera zona se desarrolla en el sur, y comienza desde el Volcán Masaya, hasta la isla Zapatera, una parte de Santa Teresa y San Juan del Sur. “La cuarta zona de peligro para el Ejército es la reserva de Bosawás, debido a su complejidad”, dijo Perezcassar.
El jefe de la Defensa Civil afirmó que en estas zonas están trabajando desde en noviembre en la activación de los centros de operaciones, para lo cual cuentan con tres mil efectivos y 3,500 brigadistas voluntarios.
Medio millón se desplazarán a las playas
Detalló que el Plan Verano se realizará en 420 kilómetros de zona costera, cuyo riesgo se incrementa ante el movimiento de las placas continentales Coco y Caribe. “Desgraciadamente ya tenemos la experiencia del tsunami de 1992, y por ello el plan de Defensa Civil consiste en tener niveles de preparación a la población para cuando se dé este fenómeno”, dijo el militar.
Comentó que están trabajando en conjunto con Ineter, quien dará la alarma, y Defensa Civil tendrá 45 minutos para alertar y evacuar a la población, en caso de que se produjera un sismo de siete grados en la escala de Richter. Este plan iniciará a mediados de marzo y concluirá a finales de abril, tomando en cuenta que se calcula que llegarán a los balnearios alrededor de medio millón de habitantes.
Tres huracanes de gran intensidad
“El invierno, según datos del Ineter, se establecerá en la tercera semana de mayo, habrá una temporada activa de huracanes, donde 14 tormentas serán nombradas, siete podrían ser huracanes y tres de gran intensidad”, dijo el coronel Perezcassar.
Indicó que después del fenómeno de “El Niño”, las tormentas son copiosas, y las más fuertes se esperan para agosto y octubre. Afirmó que desde este mes comenzarán a contabilizar los puntos críticos en cada uno de los municipios del país, y hasta la fecha tienen reportado 598 de ellos. “El 12% de la población, que corresponde a 429,232 personas están en riesgo”, afirmó el jefe de la Defensa Civil.
En el caso de Managua están trabajando en conjunto con la Alcaldía, que ya inició la limpieza de los cauces. Además, se está brindando especial atención a 23 kilómetros de la zona costera que abarca desde “Los Martínez” hasta el Aeropuerto, donde se pueden provocar graves inundaciones. Para este plan se cuenta con 2,170 albergues.