Nacional

Desaparece gran botín

* Jueza se quedó con las ganas de repartir la plata entre beneficiarios de fallo * Unos dicen que Montano trajo dinero a Managua, éste dice que no…, y así va el enredo * Está claro que se rompió cadena de custodia, pero nadie sabe por qué, para qué o para quién

Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN
Un total de US$635,737 y C$25,510 desaparecieron de la oficina de evidencias de la Policía de Puerto Cabezas, y nadie sabe dónde está el dinero. Sólo se sabe que el ex jefe, comisionado Marlon Montano, se lo llevó, y nada más.
Recientemente el Tribunal de Apelaciones de la RAAN confirmó el veredicto de culpabilidad contra Marvin Fúnez Sheilds, a quien la juez de Juicio, Sara María Espinosa, encontró culpable del delito de tráfico ilegal de estupefacientes, y lo sentenció a cinco años y medio de prisión.
A Marvin Fúnez la Policía le encontró en su casa ubicada en la comunidad de Li Daukra, Sandy Bay, un kilo de cocaína; US$635,737 y C$25,510, tres fusiles AK, cuatro pistolas, un revólver, 726 proyectiles de fusil AK, 240 tiros de pistola Makarov, una subametralladora UZI, un teléfono satelital y un depósito donde había 17 cadenas de oro, cuatro pulseras de mano, cinco pulseras de pie, 39 anillos, 12 pares de aretes y cuatro relojes. Actualmente cumple una pena de cinco años y medio de prisión en la Cárcel Modelo de Tipitapa.
El pasado lunes, la juez Espinosa solicitó a la Policía local que llegara con todo el dinero para darle lo que le corresponde según el fallo de Apelaciones, lo mismo que a la Corte Suprema y al Ministerio Público.
La sorpresa fue que la mañana de ayer jueves, cuando apareció el fiscal auxiliar Boanerges Escoto Fornos para retirar la tajada del Ministerio Público, no apareció la Policía, y mucho menos las cuantiosas sumas de dinero.
Una carta retrasada
La juez encargada de hacer la distribución del dinero dijo que una hora más tarde de la fijada llegó una carta del jefe de Auxilio Judicial, manifestando que el dinero había sido llevado, y supuestamente depositado en Managua, por el comisionado mayor Marlon Montano, en una cuenta de la que desconocía el numero, y que no había sido posible comunicarse con ese jefe policial, durante cuya gestión se realizó el operativo "Bukaya" en Sandy Bay.
Cuando Montano llegó a Managua lo ascendieron a jefe nacional de Seguridad Pública, pero tres meses más tarde fue bajado a dirigir la Policía de Matagalpa.
La judicial Sara Espinosa señaló que el dinero nunca debió haber salido de la oficina de ocupaciones de la Policía porteña sin una orden del juez, y en cambio aquí la Policía ha violentado la cadena de custodia llevándose el dinero sin dar parte a nadie, manifestó.
Por eso pasarán el caso al Ministerio Público para que investigue a los funcionarios policiales involucrados en este misterio, "y entonces que acusen a quien corresponda", apuntó.
El 9 de julio de 2005, cuando agentes policiales allanaron la casa de Marvin Fúnez, en Sandy Bay, se manejó que la cantidad de dinero que había en casa del acusado era de unos dos millones de dólares, pero cuando la noticia se dio a conocer a los medios, sólo se habló de unos US$600,000.
El expediente del caso demuestra que las investigaciones y detalles técnicos del proceso fueron llevados a cabo por oficiales que vinieron desde Managua para hacer el trabajo.
La fecha para realizar la venta al martillo de las alhajas que se espera que se encuentren en oficina de evidencias será decidida por la juez Sara Espinosa, y lo que se recaude será distribuido según lo establecido en la Ley 285.
La primera comisionada Aminta Granera, al ser consultada sobre las declaraciones de la judicial, expresó: “No quiero dar opiniones de algo que no manejo en este momento, no conozco las declaraciones de la juez y yo con mucho gusto voy a investigar si eso es así”.
Policía en mar de contradicciones
Por su parte, el jefe de la Policía de Puerto Cabezas, comisionado mayor Francisco Gaitán, reaccionó ayer por la tarde diciendo que el dinero no está desaparecido, sino que fue llevado por el comisionado mayor Marlon Montano a Managua, donde la misma institución se encargó de hacer la distribución, sin embargo, el mismo comisionado mayor Montano ha manifestado que cuando él dejó esta delegación policial, hace cuatro meses, el dinero quedó aquí; es decir, bajo el mando del nuevo jefe que le recibió.
Por otro lado, el subcomisionado Alberto García, jefe del área de Auxilio Judicial de esta delegación, en una carta remitida a la juez de Juicio, Sara Espinosa, manifiesta que el dinero fue llevado de esta delegación por el comisionado mayor Marlon Montano cuando era jefe de esta delegación.
El comisionado mayor Francisco Gaitán no pudo precisar la fecha en que se hizo la distribución del dinero, lo único que manifestó fue que existen minutas de depósito a las cuantas de la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público y la misma Policía, y que el dinero fue llevado a Managua por medidas de seguridad.
Mientras tanto, el fiscal regional Juan Ramón Barrios dijo vía telefónica que desconocía de ese depósito de que hablaba el jefe de la Policía de esta ciudad. “Más bien nosotros enviamos un oficio a la juez de juicio donde señalamos los números de cuenta en córdobas y dólares del Ministerio Público para hacer efectivo el depósito”, dijo el funcionario.
Al preguntarle al comisionado mayor Francisco Gaitán por qué la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público habían enviado los números de sus cuentas bancarias, si es que ya habían recibido su parte, respondió que les preguntáramos a ellos.
El juez de ejecución de sentencias, Jimmy Chang, manifestó que el dinero nunca debió salir de la oficina de evidencias, y que de hacerlo, por razones de seguridad, debió contar con la autorización del juez de la causa.
Una fuente informó a EL NUEVO DIARIO que la cadena de la custodia se rompe desde antes de que el caso pasara a juicio, y es por eso que durante el proceso, el dinero nunca fue presentado. “Si la defensa o la juez hubieran solicitado la inspección de las piezas de convicción, el caso podía ser declarado nulo”, dijo la persona.