Nacional

Otro juicio a Dessi

*** “Existen las bases suficientes para iniciar la causa”, reza la nota oficial dada a conocer por el nuncio, monseñor Paul Gobel *** El comunicado pide también a la comunidad eclesial y a la sociedad civil, proteger el buen nombre y la integridad física de los jóvenes que acusaron al sacerdote *** Brazo derecho de Dessi, quien en conversación telefónica insinuó acciones letales contra los acusadores, se negó a comentar sobre la decisión del Vaticano

El Vaticano anunció ayer que iniciará un proceso penal canónico al sacerdote Marco Dessi, acusado de abusar sexualmente de niños pobres de Nicaragua, que eran acogidos en proyectos que el cura desarrolla en Chinandega, ya que consideran que “existen las bases suficientes para iniciar la causa”.
Lo anterior se desprende de un comunicado difundido por el Nuncio Apostólico del Vaticano en Nicaragua, monseñor Jean Paul Gobel, quien aclaró que a pesar de la intervención de las autoridades italianas, las cuales mantienen detenido a Dessi, la Congregación para la Doctrina de la Fe tomará las decisiones definitivas sobre el caso, una vez que la justicia italiana haya terminado su propio juicio.
“La Congregación para la Doctrina de la Fe, habiendo recibido serias denuncias sobre el caso, ha llevado a cabo la investigación previa de acuerdo a la Normae graviori bus delictis y al Código de Derecho Canónico”, dice el primer punto del comunicado.
El representante del Vaticano en Nicaragua afirmó que ayer recibió un comunicado en el cual “para mí el texto oficial es éste, lo que pueda pasar en el futuro lo desconozco”.
Proceso va a comenzar
“El proceso canónico va a comenzar, pero a partir del término… de lo que pueda pasar, no tengo mayor información. Del caso no conocía nada nuevo, y lo que sé es través de lo que EL NUEVO DIARIO ha dado a conocer en sus reportajes”, afirmó Gobel.
La Congregación para la Doctrina de la Fe ha concluido sus investigaciones. Monseñor Pedro Manuel Fúnez fue el encargado de realizar las investigaciones en Chinandega. Visitó el Hogar del Niño y Casa Betania, recogió testimonios escritos y verbales sobre los casos de abuso en agosto de 2006
Según conocimos, el Vaticano convocó a Dessi en Roma para dar su versión de los hechos, el 2 de noviembre de 2006. En ese encuentro le advirtieron que de no haberse presentado habría sido excomulgado, y aunque no pasó, la Santa Sede le notificó de una sanción conocida como “suspensione a divinis”, la cual no significa que no es cura, sino que no puede administrar los sacramentos, es decir, están suspendidas sus funciones temporalmente.
El caso del cura italiano originario de Villamassargia, y detenido en la ciudad de Parma el pasado 4 de diciembre, fue denunciado en septiembre por seis ex miembros del coro de niños del Hogar del Niño, proyecto creado y dirigido por Dessi desde mediados de la década de los setenta.
“Dada la intervención de las autoridades italianas, las cuales han procedido a la detención del Rev. Dessi, la Congregación para la Doctrina de la Fe tomará las decisiones definitivas sobre el caso sólo cuando dichas autoridades hayan terminado su propio juicio”, dice parte del comunicado.

Proteger a testigos
“La Santa Sede pide a la comunidad eclesial y a la sociedad civil que sean tutelados el buen nombre y la incolumidad física de los jóvenes que han pedido justicia a las autoridades competentes”, dice parte del comunicado del Vaticano.
Para poder llevar a cabo la acusación, los jóvenes fueron respaldados por las asociaciones italianas Rock no War, Solidando, la Alcaldía de Correggio y ciudadanos italianos que creyeron en la veracidad de los abusos cometidos.
“El comunicado lo he recibido de Roma hoy (ayer) yo lo he leído, y se lo he enviado a ustedes, no tengo idea de cómo va desarrollarse el caso”, agregó.
La situación legal del misionero en Italia, donde enfrenta un juicio por acusaciones de pedofilia, se empeoró a partir de enero, cuando en la computadora personal del misionero encontraron más de 1,400 fotografías pornográficas, aparentemente tomadas de Internet. Con las llamadas telefónicas interceptadas, la justicia conoció de las orientaciones que dio Ludwing Vanegas, su colaborador más cercano en Nicaragua.
Las amenazas de Vanegas
Vanegas, quien ahora está a cargo del proyecto Betania y del “Hogar del Niño” en Chinandega, se ha negado a dar su versión acerca de supuestas amenazas de muerte que hizo en contra de sus ex compañeros del coro Getsemaní, ahora acusadores de Dessi.
Las peticiones de libertad condicional por razones de salud que la defensa de Dessi han hecho durante el juicio han sido denegadas, porque se cree que puede huir del país y regresar a Nicaragua, donde tiene influencias con importantes sectores económicos y políticos del país.
El juicio de la Iglesia acerca del caso por el momento está suspendido, es decir, que no tomarán decisiones hasta que concluya el proceso de las autoridades judiciales. El Vaticano ya concluyó sus investigaciones.
Se conoce que el Vaticano recibió denuncias de abuso de Dessi en 1991, pero en esa ocasión no trascendieron.