Nacional

“Corrupción en alcaldía de Granada es gravísima”

* Deducir cuentas de trabajadores para INSS y no enterarlas y adulterar cifras es de lo más delicado * Un rosario de irregularidades y un montón de dinero bajo la sospecha de haber sido malversado

Luis Galeano

El presidente de la Contraloría General de la República (CGR), Luis Ángel Montenegro, afirmó ayer que alcalde de Granada, Álvaro Chamorro Mora, “se encuentra en una situación difícil” por los hallazgos de una auditoría que se realiza en las cuentas de esa municipalidad, y cuyos resultados podrían enviarlo a los juzgados para enfrentar causas penales.
“El caso de Granada ha arrojado una gran cantidad de hallazgos que no tienen ninguna explicación amparadas por las leyes del país”, afirmó ayer Montenegro, quien consideró que es imperdonable que el edil haya deducido la cuota obrero patronal del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y no la haya enterado.
Alteró cifras
“Deducir las cuotas del seguro y no enterarlas al Seguro Social es un delito, además de un daño a los trabajadores que cotizaron. Ese es un dinero que es sagrado y ese alcalde de Granada no podía, bajo ningún aspecto, tocar las cuotas de los trabajadores, y por último reflejar con números falsos la deuda real que tienen con el INSS”, afirmó Montenegro.
Un informe de avance de auditoría de la CGR, fechado el pasado 22 de febrero, y cuya copia se encuentra en poder de EL NUEVO DIARIO, revela manejo irregular de las deducciones que se hacen a los trabajadores para el pago del Seguro Social y malos manejos de donaciones para proyectos de inversión social.
Lo mismo se reporta acerca del dinero procedente de los impuestos y de las transferencias presupuestarias que reciben del Tesoro Nacional vía presupuesto.
Las autoridades municipales de Granada reflejaron en sus libros contables un saldo de sólo C$4,982,147, cuando la Contraloría encontró en las cuentas que la deuda real suma C$7,547,745.
La Alcaldía de Granada autorizó traslados de fondos para Proyectos de Inversión Social hasta por la suma de 120,780 euros a C$2,379,141 al tipo de cambio vigente en la fecha que se realizó la transacción.
Estos fondos que fueron donados para programas que beneficiarían directamente a la población, se usaron para gastos operativos de la comuna, según la auditoría.
EL NUEVO DIARIO ha tratado de conocer la versión del edil granadino, pero ha sido imposible localizarlo.
Relajo con proyectos
Montenegro confirmó que hay una gran cantidad de irregularidades con las construcciones que hizo el alcalde en 2005, como la construcción de 15 proyectos que suman más de cinco millones de córdobas, los que fueron hechos con fondos cuyo origen se desconoce, otros que no se hicieron y otros que se hicieron a la mitad del precio y no se reportaron al Concejo.
“Eso se llama delito y es malversación de caudales públicos, de tal manera que ese alcalde de Granada está en una mala situación frente a la Contraloría y a todas las autoridades del Estado”, dijo Montenegro.
Recordó que la ley establece que el alcalde sólo puede ejecutar lo que su Concejo le aprueba para su ejercicio presupuestario del año, y por eso no puede decir que ejecutó 15 proyectos para la realización de los cuales nadie sabe de dónde salieron los recursos, ni a quién se le deben ni quién los autorizó.
El titular de la Contraloría dijo que la auditoría estará lista pronto, y cifró sus esperanzas en que una vez que se emita la resolución del caso las autoridades que tienen que ver con el cumplimiento de la misma actúen enérgicamente.
“Yo espero que cuando fallemos este caso las instituciones que tienen que ver en la lucha contra la corrupción como la Procuraduría General de la República, la Fiscalía y los tribunales, sean completamente enérgicos en su actuar, porque no se puede permitir que ningún alcalde de este país se apropie de los caudales dañando el bienestar de la comunidad”, señaló el colegiado.