Nacional

Fenosa parece no temer a Ortega


Oliver Gómez

Las declaraciones del presidente Daniel Ortega no causaron temor alguno a los directivos de Unión Fenosa, quienes ayer hicieron reaparecer los apagones en diversas zonas del país argumentando un déficit energético, y avanzan en el cobro de los 53 millones 999 mil 99 dólares al Estado por “expropiación de su inversión”.
Ortega lo advirtió el sábado y Fenosa lo cumplió ayer. Varias zonas del país se quedaron sin servicio de energía desde las nueve de la mañana, pues hacían falta 10 megavatios, una situación que se extendió hasta los 35 megas a las siete de la noche, cuando varios poblados de la zona norte estaban en completa oscurana.
Los ejecutivos de Fenosa ayer guardaron silencio. Ninguno contestó su teléfono celular, ninguno atendió a los periodistas, ninguno estaba en la empresa y tampoco en sus viviendas.
El alcance de los apagones se logró conocer mediante los técnicos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC), quienes recordaron que Fenosa no reportaba racionamiento desde hace dos semanas, pero ayer dejó de recibir hasta 35 megavatios en las horas de mayor demanda y no reportó compras de electricidad adicional para evitar estas oscuranas.
A este escenario se suman las empresas generadoras eléctricas privadas, que ahora reportan los eternos problemas en sus calderas y todas están generando por debajo de su capacidad. “Es que quieren dejar a oscuras a todo el país”, decía Ortega el sábado, y eso podría ocurrir hoy por falta de generación de electricidad.
Juicio sigue firme
Fuentes del sector energético ayer revelaron que este panorama era anunciado, pues la sede de Fenosa en Madrid, España, se ha mantenido firme en el proceso de cobro al Estado de su seguro de 53 millones 999 mil 99 dólares, por supuestas expropiaciones en sus inversiones.
Se trata de un seguro que Fenosa contrató con la Multilateral Investment Guarantee Agency (MIGA, por sus siglas en inglés), que pertenece al grupo del Banco Mundial. Ellos invocan dos tipos de coberturas que fueron violadas a su cliente: “Expropiación” e “Incumplimiento de Contrato”.
La fuente asegura que este proceso, revelado por EL NUEVO DIARIO el pasado 12 de enero, ha seguido su curso desde que fuera confirmado por el ex Ministro de Hacienda, Mario Flores, y David Castillo, titular del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
Este último funcionario ayer prefirió guardar silencio respecto de este caso, pero se conoció que integra una comisión que organizó el gobierno para evaluar y tomar decisiones al respecto, la que está integrada por directivos de INE, Hacienda y la Procuraduría.
Se conoció que esta comisión se ha reunido con representantes de Fenosa y MIGA, pero el último encuentro de la semana pasada no fue nada grato y eso explica las amenazas de Ortega.