Nacional

Charanga también en Alcaldía de Granada


Luis Galeano

El alcalde sandinista de Granada, Álvaro Chamorro Mora, y varios de sus funcionarios son señalados de cometer una serie de irregularidades con fondos de esa municipalidad, según un informe de avance de auditoría de la Contraloría General de la República (CGR).
El documento fechado el pasado 22 de febrero y cuya copia se encuentra en poder de EL NUEVO DIARIO, revela manejo irregular de las deducciones que se hacen a los trabajadores para el pago del Seguro Social y malos manejos de donaciones para proyectos de inversión social. Lo mismo se reporta acerca del dinero procedente de los impuestos y de las transferencias presupuestarias que reciben del Tesoro Nacional vía presupuesto.
Ayer procuramos hablar con Chamorro Mora, pero el número telefónico que aparece a su nombre en la guía telefónica no corresponde con el de su casa, y en los celulares que nos brindaron como suyos tampoco hubo respuesta.
De acuerdo con la información, la Alcaldía de Granada adeuda al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) un total de 7,547,745 córdobas, aun cuando a los empleados de esa comuna se les efectuaron las deducciones correspondientes al Seguro Social.
Sin embargo, las autoridades municipales reflejaron en sus libros contables un saldo de sólo 4,982,147, es decir, con una diferencia de menos 2,565,597 córdobas, “no reflejando en los registros contables la deuda real que esa municipalidad tiene con el INSS sucursal Granada”.
Como responsables de esta situación, los auditores de la Contraloría señalan al alcalde Chamorro Mora y a los directores administrativos financieros Guillermo Galeano López y Martha Beatriz Alemán, por no cumplir con lo que establece la Ley Orgánica del INSS en lo relacionado con el pago de las cuotas obrero-patronales.
“Por falta de pago del empleador, los trabajadores no están recibiendo las prestaciones económicas y médicas que dicha institución otorga a los asegurados”, dice el documento de la CGR que inició el 20 de junio de 2006 una auditoría en la Alcaldía granadina sobre la ejecución presupuestaria de todo el año 2005.

Fondos donados para proyectos mal utilizados
La Alcaldía de Granada autorizó traslados de fondos para Proyectos de Inversión Social hasta por la suma de 120,780 euros a 2,379,141 córdobas al tipo de cambio vigente en la fecha que se realizó la transacción.
Esos fondos que eran, entre otras cosas, para el autosostenimiento de las familias pobres en la Isla Zapatera con la adquisición de pangas para la pesca, el pago de guardabosques y comprar tierras para trasladar a pobladores del archipiélago y evitar el deterioro de su ecosistema, fueron usados para gastos operativos de la municipalidad.
“Los responsables de este hallazgo son el alcalde Álvaro Chamorro y Guillermo Galeano, director financiero, al autorizar las transferencias sin contar de previo con la autorización del donante”, dice el informe.

Ejecutaron proyectos sin contar con presupuesto
Los auditores de la Contraloría comprobaron que en 2005 se ejecutaron 15 proyectos de inversión social hasta por un monto de 5,069,564, “sin contar con los correspondientes recursos dentro del presupuesto municipal previamente aprobado por el Concejo”. Se desconoce si estas obras se realizaron en su totalidad, si se licitaron a como manda la Ley 323 y de dónde salieron los recursos para realizarlas.
De igual forma se revisaron las cuentas abiertas para recibir fondos de las transferencias a las municipalidades de parte del Gobierno Central y se encontró un saldo de 584,005 córdobas.
A la vez, los auditores observaron que en el presupuesto de 2005, se asignaron a tres proyectos fondos que sumaron 3,489,015 córdobas, pero que al final terminaron costando 4,564,274 córdobas, es decir, 1,075,259 córdobas más. “No se encontró evidencia de la aprobación del Concejo Municipal de la modificación del presupuesto”, dice el informe que señala como responsables a Chamorro y a Galeano.
Inconsistencias en proyectos y violación a Ley 323
Los auditores verificaron con especialistas algunos proyectos como la imprimación y revestimiento en Villa Sandino, el encunetado y adoquinado del Reparto Julián Quintana y el adoquinado del tramo La Pólvora-Hospital Japón Nicaragua, encontrándose una diferencia de obras no ejecutadas de 2,605.12 metros cuadrados, equivalentes a 189,679 córdobas.
También chequearon 16 de los 29 Proyectos de Inversión Social ejecutados en 2005 y lograron comprobar que no cumplieron en su totalidad con los procedimientos que establece la Ley de Contrataciones del Estado (Ley 323), es decir, compras por cotización, licitación restringida y por registro.
En estos hallazgos, además de a Chamorro y a los financieros Galeano y Alemán, se menciona al director de Obras, Javier Gutiérrez Taleno, y al responsable de la Unidad de Adquisiciones, Juan Carlos Zavala.
Otro de los señalamientos en la auditoría son las contradicciones en las actas del Concejo Municipal. El acta No. 31 de sesión extraordinaria del 14 de febrero de 2006, detalla que los egresos realizados el año pasado sumaron 42,774,377 córdobas, sin embargo, en el presupuesto de cierre preparado por la Dirección Financiera, se presenta un egreso por 42,674,798, es decir, con una diferencia de 99,579 córdobas.