Nacional

Llegó barco venezolano con 60,000 barriles de diesel y gasolina


EFE / Managua

Un barco cargado con 60,000 barriles de combustible procedente de Venezuela llegó el sábado a Puerto Corinto, ubicado 150 kilómetros al noroeste de Managua y a orillas del Pacífico de Nicaragua, informaron fuentes oficiales.
El combustible que arribó a bordo del buque de bandera venezolana “Perla del Caribe” forma parte de los acuerdos suscritos entre el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su homólogo venezolano, Hugo Chávez, informó el director de Petronic, Francisco López.
López dirige la empresa estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que almacenará y distribuirá los 50,000 barriles de diesel y los 10,000 barriles de gasolina, junto a la empresa venezolano-nicaragüense Alba Petróleos de Nicaragua (Albanic).
Albanic es una empresa mixta formada por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y municipios nicaragüenses gobernados por sandinistas, a quienes sustituyó el Estado de Nicaragua, tras asumir el poder Daniel Ortega, el pasado 10 de enero.
“Buena parte” del diesel se destinará para suplir 32 plantas de generación que Chávez envió a Nicaragua en diciembre pasado, con capacidad de producir 60 megavatios, para paliar la crisis de energía que afronta esta nación centroamericana, indicó la fuente.
Otra parte del diesel y gasolina será destinada a los empresarios de transporte de Managua, para que mantengan el precio del pasaje del colectivo en esta capital a 2.50 córdobas (0.13 centavos dólar), e incluso lo bajen, anotó.
También se comercializará el combustible en el mercado nicaragüense a “precio justo”, indicó López, sin especificar exactamente cómo, cuándo y dónde.

Importaciones de 2007
Nicaragua espera importar de Caracas cuatro millones de barriles de derivados del petróleo durante este año y no descarta que sean los 10 millones de barriles que Nicaragua consume anualmente, aunque dependerá de la capacidad de almacenamiento que logren desarrollar.
La importación de este combustible responde al acuerdo suscrito inicialmente el 25 de abril de 2006, en Caracas, entre las alcaldías nicaragüenses y la empresa Petrocaribe, filial de Pdvsa.
La Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic) y Petrocaribe crearon Albanic y firmaron un convenio que permitirá a los municipios nicaragüenses comprar 10 millones de barriles anuales de petróleo.
Ese acuerdo fue asumido por el gobierno de Ortega, que se adhirió el 11 de enero pasado a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que promueve Chávez, paralela al Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), que auspicia EU.
Según el acuerdo, Venezuela cobrará de forma inmediata el 60 por ciento del combustible y el restante 40 por ciento en 25 años, con una tasa de interés del uno por ciento y con dos años de gracia.
El 60 por ciento de las acciones de Albanic pertenece a Petrocaribe y el 40 por ciento restante al Estado nicaragüense.
Caracas explora la posibilidad de construir una refinería en Nicaragua, que estaría ubicada entre Puerto Sandino y el balneario El Tránsito, ubicado en el municipio de Nagarote, departamento de León, unos 100 kilómetros al oeste de Managua, sobre el litoral Pacífico.
También se ha pensado en un oleoducto y dos plantas procesadoras de aluminio, y ya está anunciada la apertura de una oficina del estatal Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) en Nicaragua.
Venezuela enviará a Managua, en los próximos 30 días, otro buque cargado con 250,000 galones de gas licuado (5.952 barriles) y además 200,000 cilindros con sus cocinas industriales para ser distribuidos a la población, informó el gobierno sandinista.
Ortega anunció recientemente que en marzo irá una delegación de Venezuela a Nicaragua para organizar una comisión mixta que dará continuidad a esos acuerdos dentro del ALBA.