Nacional

“Muertos por equivocación”

* “Agentes esperaban un traslado de drogas o dinero, y equivocadamente procedieron contra los muy dignos diputados salvadoreños y su chofer”, afirma presidente guatemalteco * “Investigación indica que buscaban algo en el vehículo, y al no encontrar nada se dieron cuenta de que se habían confundido y procedieron a sacrificarlos”, agregó Berger * Presidente salvadoreño pide seguir investigando, porque cree que “hay algo más grande detrás" del crimen

MÉXICO / AFP
Los policías guatemaltecos detenidos por asesinar a tres diputados salvadoreños y a su chofer, interceptaron por error el vehículo en el que éstos viajaban, pensando que traían un alijo de droga o dinero, reveló el jueves en México el presidente de Guatemala, Oscar Berger.
"Este grupo esperaba un traslado de drogas y de dinero, y equivocada y lastimosamente procedieron contra los muy dignos diputados salvadoreños y su chofer", afirmó Berger en una rueda de prensa conjunta con su homólogo de El Salvador, Antonio Saca, ambos de visita privada en México.
"Toda la información recabada indica que ellos buscaban algo en el vehículo, y al no encontrar absolutamente nada, se dieron cuenta de que se habían confundido y procedieron a sacrificar" a los parlamentarios, precisó Saca.
La investigación efectuada, que llevó a la detención de cuatro agentes de la Policía Nacional Civil guatemalteca, y a ordenar la detención de otros dos, apunta que el coche donde viajaban las víctimas fue minuciosamente revisado en busca de la droga o el dinero.
Berger aseguró que tras este incidente, "éste es el momento para iniciar una depuración total de las fuerzas de seguridad de Guatemala: no podemos permitir que se pierda un instante más".
"Se nos está alumbrando una luz de un problema que se puede agigantar (...). Si en Guatemala no renovamos la Policía Nacional Civil absolutamente, vamos a seguir teniendo problemas como el que hoy con mucha tristeza y vergüenza estamos enfrentando", dijo.

Saca: “Hay algo más grande”
Los presidentes Berger y Saca se congratularon por el arresto de los autores del asesinato de los diputados, aunque el segundo pidió seguir investigando, porque cree que hay algo "más grande detrás" del crimen.
Saca, que a su llegada a México había asegurado que había que seguir investigando la red de los asesinos "porque esto es algo más grande", ofreció a Berger todo "el respaldo en las investigación para lograr detener a estos grupos".
Ambos dirigentes se comprometieron a reforzar la seguridad en la frontera, y anunciaron que se reunirán "en los próximos días" en El Salvador para discutir las medidas a seguir. Entre éstas, Berger habló de "reforzar las fuerzas binacionales, reforzar (las)".
Ambos mandatarios, de visita privada en México, ofrecieron la noche del jueves una rueda de prensa conjunta antes de asistir a una cena con el presidente mexicano, Felipe Calderón, en la que Saca agradeció a Berger por su "esfuerzo" y "valentía" al detener a cuatro policías por el crimen.
El guatemalteco, por su parte, dio las gracias a su homólogo por su "comprensión", y se comprometió a "seguir con las investigaciones y capturar a los autores de tan deleznable hecho".
Ambos ofrecieron más detalles sobre el suceso que ha conmocionado a los dos países por la importancia de los implicados y la brutalidad de los crímenes.
La revisión a la que fue sometido el vehículo en el que los diputados se dirigían a la capital guatemalteca para participar en el Parlamento Centroamericano (Parlacen), por parte de los asesinos, y las primeras declaraciones de éstos, llevaron a la conclusión de que pensaron por error que en el auto había un alijo de droga o dinero que estaban esperando.
"Ellos suponían que este vehículo que capturaron con cuatro personas que, me imagino, no sabían su procedencia, habían sido alertados de que llevaban un cargamento de droga y de dinero", explicó Berger.
El automóvil fue prácticamente desguazado por los agentes, entre los que se encontraba el jefe de la sección contra el crimen organizado de la División de Investigación Criminales.