Nacional

Fincas son usadas como escala de tráfico de droga

Un mexicano llamado 'Sami' durante más de año y medio comenzó la compra de fincas en las costas del Pacífico, por 10 mil dólares, pero sólo las usaba dos veces y luego desaparecían en busca de otro sitio.

El cártel mexicano de Tijuana opera desde 2004 en la costa de Pacífico de Nicaragua, donde compra fincas para el aterrizaje de aviones que transportan droga desde Colombia hacia México, aseguró el viernes el diario El Universal citando fuentes de la policía nicaragüense.
Según este periódico, el principal operador en Nicaragua del cártel dirigido por los hermanos Arellano Félix es el mexicano Doroteo Martínez León, que sustituyó a su compatriota Samuel Gutiérrez Lozano, alias 'Sami', en agosto de 2005, fecha en la que la policía nicaragüense presentó cargos en su contra.
"La ofensiva mexicana en el país se hace fuerte en 2004" bajo el liderazgo de 'Sami', quien "durante más de año y medio comenzó la compra de fincas para pistas en zonas del Pacífico", según un informante no identificado de la policía citado por El Universal.
"Como enganche, los mexicanos daban 10 mil dólares, pero sólo usaban la finca dos veces y luego desaparecían en busca de otro sitio", añadió la fuente.
En estas propiedades aterrizaban avionetas procedentes de Colombia y Panamá con cocaína, que después era trasladada a otras casas en la costa para luego ser sacada poco a poco hacia México y Estados Unidos por mar y por tierra.
Según los informes policiales, todos los mexicanos involucrados se identifican como originarios de Sinaloa, estado del noroeste mexicano donde opera el cártel de Joaquín 'El Chapo' Guzmán. Sin embargo, las fuerzas de seguridad nicaragüenses creen que es para despistar, ya que en algunas avionetas accidentadas y abandonadas o en otros decomisos han encontrado documentos personales del estado de Baja California (noroeste), donde se encuentra Tijuana.