Nacional

“Hay sexo entre los reos, hay que darles condones”

* Procuraduría de Derechos Humanos investigará muerte de dos internos y limitaciones que contagiados tienen para atender su mal

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos inició una investigación sobre el caso de los dos internos de la Cárcel Modelo de Tipitapa que fallecieron por Sida. “Estamos preparando un requerimiento a las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional para que informe respecto de los fallecimientos”, dijo Moreno.
Consideró que la falta de atención médica a los internos que conviven con el VIH-Sida, es una violación a los Derechos Humanos.
El prefecto Carlos Sobalvarro, Director del Sistema Penitenciario Nacional, confirmó que a finales de diciembre y a inicios de febrero, fallecieron dos internos que estaban en la Cárcel Modelo, pero a esa información se le sumó el señalamiento de la procuradora de Cárceles, Dra. María Auxiliadora Urbina, quien confirmó que hay otro interno que podría morir.
“Considero que estamos frente a una presunta violación de los Derechos Humanos de personas que estaban internas cumpliendo una sanción penal”, aseguró la doctora Moreno.
Reconoció que si bien es cierto las personas que cumplen condena pierden el derecho a la libertad, “existen derechos humanos fundamentales que no pierden por su condición de personas que viven con el VIH-Sida”.

Diez afectados
Mientras tanto, Arelys Cano, Presidenta de la Asociación de Personas Viviendo con VIH-Sida, confirmó que cerca de una decena de internos que guardan prisión en cárceles del Sistema Penitenciario Nacional, están contagiados por el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida
Según Cano, las mismas autoridades de la Cárcel Modelo les “ponen trabas legales” para brindar mejor atención a los reos contagiados con el mortal virus. “Para nosotros no es fácil hacer el trabajo y tener un acercamiento, por todo el proceso legal que tenés que pasar, los permisos para que te autoricen ver al reo, estar asistiendo en la necesidad de quererte comunicar”, afirmó.
La Procuradora especial de Cárceles reconoció impedimentos legales, pero también señaló que la falta de información sobre la cantidad de personas afectadas es uno de los grandes inconvenientes que enfrentar para poder dar atención a los internos que conviven con el VIH-Sida.

Faltan condones en cárceles
De acuerdo con la presidenta de la Asociación de Personas Viviendo con VIH-Sida, la falta de condones para los internos en la cárcel Modelo de Tipitapa, es la principal razón de contagio de los reos.
“Para nadie es un secreto que los reos tienen sexo dentro de las cárceles”, dijo Cano, para quien mientras no se trabaje en la prevención “y que los reos no puedan usar condones, se van a incrementar los casos, la falta de condones es una barrera”, agregó.
“Hemos visitado las cárceles, pero no nos permiten visitar los lugares donde están ellos (los que conviven con VIH-Sida), el acceso todo el tiempo es restringido”, se quejó Cano, quien también lamentó que el Ministerio de Salud no presta la atención requerida a los internos. “A menos que no sea una situación de emergencia, no se les traslada a los centros para atenderse”, señaló.
Para Moreno, a los privados de libertad que conviven con el VIH-Sida se les violenta el derecho que tienen a una consejería, asesoría, apoyo y tratamiento anti retroviral, lo que no les está impedido a pesar de su condición de internos del Sistema Penitenciario.
Según Moreno, las autoridades deben asegurar a los internos el derecho al nivel más alto de salud. Derechos y garantías inherentes a la condición humana de los que viven con el VIH-Sida, entre ellos a los internos en centro tutelares, centro de salud mental y a los privados de libertad.