Nacional

CGR indaga millón de dólares que donó BCIE


Luis Galeano

Los contralores dispusieron indagar si el millón de dólares que el BCIE desembolsó para financiar proyectos y programas del sector público en Nicaragua, fue a parar a cuentas de la particular “Fundación Nueva Era”.
El presidente de la Contraloría, Luis Ángel Montenegro, informó ayer en rueda de prensa que decidieron citar a los actuales directivos de la Fundación para conocer su versión, debido a que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se negó a informarles sobre a quién le entregaron el millón de dólares.
“Dispusimos que vamos a citar a los actuales directivos de esa Fundación que, según la información proporcionado por el Ministerio de Gobernación, son: Lincoln Escobar, presidente, Lindolfo Monjarretz, vicepresidente; Ariel Montoya, secretario; Álvaro Urtecho, tesorero, y Néstor Delgadillo, fiscal”, dijo Montenegro.

“Evidente tráfico de influencias”, dice Montenegro
“Esto, según la ley, es un evidente delito de tráfico de influencias, lo cual es penado. El ex presidente Bolaños, que presidió en algún momento la Fundación desde su cargo de Gobernante, no podía hacer gestiones (de pedir dinero) ante organismos o embajadas en el ejercicio de su cargo para organizaciones de beneficio personal, ni él ni sus secretarios”, dijo Montenegro.
Agregó que el BCIE, a través de una carta se negó a revelar a quién entregaron el millón de dólares en Nicaragua, aduciendo razones de sigilo bancario, “pero nuestro país es socio de ese organismo, y por tanto nosotros, a través del Estado, vamos a conocer la información correspondiente al destino de la plata”.
La carta a la que se refirió Montenegro está fechada el pasado 20 de febrero, y fue firmada por el gerente del BCIE en el país, Leonidas Solórzano, quien señaló que los documentos de ese organismo, según su Convenio Constitutivo, “son inviolables y gozan de inmunidad absoluta”.
Agrega que el directorio del BCIE, el 27 de julio de 2006, autorizó otorgar una cooperación financiera reembolsable hasta por cinco millones de dólares, para beneficiar a Honduras, El Salvador, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua, distribuidos en un millón para cada país.
“Los fondos se destinarían para financiar proyectos y programas del sector público de asistencia técnica y desarrollo económico o social que cada país fundador del Banco defina, en concordancia con los planes estratégicos del BCIE”, señala la carta.