Nacional

Combinación de Rambos con 007

* Ofrecen desde investigaciones privadas, hasta protección ejecutiva, detectores de mentiras y análisis de voz

Heberto Rodríguez

Los servicios que presta Corporate Security Consultants y S.A. (CSC) no tienen nada que envidiar al trabajo que realizan la Policía Nacional y el Ejército, y hacen ver como simples vigilantes nocturnos de calles a los guardas de seguridad de las otras empresas que operan en el país.
“Investigaciones, protección ejecutiva, seguridad aeronáutica y naval, operaciones especiales, seguridad electrónica de alta tecnología, poligrafía y análisis de voz” son, entre otros, los servicios que ofrece.
Además, cuentan con “programas de seguridad de contenedores en Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador, cubriendo principales rutas hacia fronteras”.
CSC está ubicada de donde fue Gallo y Villa Sur, una cuadra a lago. Los servicios que ofrece se pueden leer claramente en el muro trasero de la vivienda desde donde opera.
También ofrece cursos varios: “Técnicas de combate cercano y lejano (C.Q.B), curso de tiro para ejecutivos, de seguridad ejecutiva, de protección física y entrenamiento para guardaespaldas, de planificación y prevención de secuestros, y cursos de manejo evasivo, defensivo y ofensivo”.
Un equipo periodístico de EL NUEVO DIARIO se presentó ayer a las instalaciones de esta empresa, para conocer reacciones de sus propietarios sobre el cierre temporal que dispuso la Policía Nacional por uso “inadecuado” de armas y procedimientos “irregulares” en la custodia de personas.
No obstante, las personas que nos atendieron expresaron de forma airada que no había nadie.
La Policía dispuso el cierre de esta empresa por seis meses, luego de revisar la actuación de la misma mientras brindaba el servicio de custodia a Eric Stanley Volz, durante el juicio realizado en su contra por el asesinato atroz de la joven Doris Ivania Jiménez, la semana pasada, en el departamento de Rivas.
Además, la Policía resolvió imponer una multa de C$5,605.06, todo de conformidad con la Ley 510, Ley Especial para el Control y Regulación de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados.
Asimismo determinó decomisar un fusil marca Bushmaster 5.56 milímetros, semiautomático, que portaba uno de los agentes de seguridad el día del juicio de Stanley Volz.
La empresa fue notificada ayer por la Policía, pero por la ley le asiste el derecho a apelar.
Sobre la actuación de los agentes policiales, que permitieron que los custodios de Stanley Volz se tomaran el complejo judicial, la Policía aún no se ha pronunciado.